Alstom pacta la reestructuración de la planta catalana

stop

La dirección y la plantilla han dado el visto bueno a la reducción de 130 empleos y más flexibilidad interna a cambio de desconvocar la huelga indefinida

31 de julio de 2014 (21:39 CET)

La paz social se ha impuesto de nuevo en la planta catalana de Alstom, localizada en Santa Perpètua de Mogoda (BCN). La dirección y la plantilla han llegado a un pacto para la reestructuración que se aplicará en el centro que ha sido ratificado por los empleados. Al final, implicará la amortización de 130 empleos en lugar de los 193 previstos inicialmente. La mayoría de ellos (un total de 89) se cubrirán con prejubilaciones. El resto, mediante bajas voluntarias y programas de movilidad interna.

Todos los afectados por los despidos recibirán una indemnización de 45 días por año trabajado. Al resto, podrán entrar en un expediente temporal de dos años con complementos salariales entre el 80 y el 100% de las retribuciones. Incluyen las pagas extraordinarias y las vacaciones, indica el comité de empresa.

Incrementos salariales

Los trabajadores han conseguido, a cambio de la flexibilidad y los despidos, recuperar los salarios que se habían reducido y pactar un incremento del 0,6% los próximos tres años.

La cúpula de Alstom intentaba desde el pasado abril reducir la masa social de la planta catalana. Alegaron que había bajado significativamente la demanda interna del material rodante desde 2009 y que el nivel de exportaciones no era suficiente para mantener a toda la plantilla. Los trabajadores argumentaron que la caída de pedidos era una situación coyuntural y forzaron la negociación del expediente de regulación. Incluso convocaron varios días de huelga y amenazaron con paros indefinidos. Las medidas de presión han terminado con el pacto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad