Amancio Ortega, otro rico en Passeig de Gràcia

stop

El fundador de Inditex ha rehabilitado los últimos pisos del número 93 de la milla de oro de Barcelona. Se instalarán él, su familia y los altos directivos del gigante textil

Amancio Ortega, fundador de Inditex

24 de diciembre de 2011 (18:28 CET)

La milla de oro de Barcelona, Passeig de Gràcia, alberga otro rico. Y no es cualquiera, es el RICO en mayúsculas de España: Amancio Ortega. El fundador de Inditex ha rehabilitado los últimos pisos del número 93 de la céntrica calle de Barcelona para su uso personal. Tres años después de adquirir el edificio donde se aloja la tienda de lujo más famosa de la capital catalana, Santa Eulàlia, el empresario ha decidido adecuar el espacio a sus necesidades.

El bloque es propiedad de Pontegadea, la inmobiliaria del empresario gallego. Fuentes conocedoras de la operación explican que la reforma de los pisos se ha realizado a través de una sociedad pantalla que opera a través del Banco Pastor, entidad a la que Ortega está muy vinculado. Antes de la OPA del Banco Popular controlaba el 5% del accionariado, aunque tras la integración su participación se ha diluido considerablemente. Ahora es el propietario del 1% del grupo presidido por Ángel Ron, a quien desde el primer momento dio su apoyo para comprar la entidad gallega.

En Passeig de Gràcia Amancio se ha reservado una planta para él y su esposa, Flora Pérez. Tendrán de vecinos a la hija de ambos, Marta Ortega, y a su futuro marido, Sergio Álvarez. De hecho, el empresario adquirió el inmueble cuando se formalizó el noviazgo entre ambos, ya que Álvarez competía por ese entonces con una cuadra del Real Club de Polo. Desde su círculo comentan que se querían instalar en Barcelona, pero las idas y venidas de su relación dejaron ese plan en agua de borrajas.

Un piso para los directivos de Inditex

Tras el relevo en la cúpula de Inditex, Marta Ortega trabaja en la sede de Arteixo para adquirir experiencia en la gestión del gigante textil. Una formación que, si quiere, no tendrá que abandonar cuando decida pasar algunos días en la ciudad condal. En el proceso de reforma del número 93 de Passeig de Gràcia, su padre ha destinado una planta para que los directivos de Inditex tengan un lugar en el que hospedarse.

El inmueble también dispone de aparcamiento subterráneo, cuya entrada está ubicada en el Passatge de la Concepció. Los vecinos de la zona aseguran que ya han visto a Ortega y su personal de seguridad. Aunque el secretismo es lo más importante cuando decide visitar la ciudad, igual que todo lo que atañe a su persona. Las estancias del empresario sólo destacan por las visitas que hace a la oficina principal del Banco Pastor de Barcelona, que, si es necesario, echa el cierre al mediodía para atender las necesidades del empresario, tal y como afirman las mismas fuentes.

Inditex pasa ahora uno de sus mejores momentos. En el tercer trimestre se ha convertido en la primera compañía de gran distribución del mundo con una facturación de 9.678 millones en los nueve primeros meses del año. Supera en resultados a los suecos H&M.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad