BCN se queda la mitad de inversión en start ups de España

stop

En 2015 se invirtieron más de 500 millones de euros en las nuevas compañías del sector tecnológico de todo el país, aunque el gran reto sigue siendo el mismo: no depender tanto del exterior

Imagen de un de los encuentros organizados por el Mobile World Capital Barcelona

Barcelona, 14 de enero de 2016 (04:00 CET)

El epicentro de las start ups en España continúa estando en Barcelona. Sobre todo, si el criterio que prima es la calidad (en el lenguaje emprendedor, sinónimo de apoyo económico externo) frente a la cantidad. Las compañías emergentes con sede en la capital catalana alcanzaron una inversión total de 264 millones de euros en 2015, prácticamente la mitad del dinero conseguido por todo el sector en el conjunto de España (535 millones).

Los datos presentados este miércoles por la fundación Mobile World Capital, prima hermana del gran congreso de los móviles que en pocas semanas acogerá la ciudad mediterránea, muestran lo destacado de estos números. Ya que solo una de cada cuatro start ups está basada en Barcelona (26% del total), cifras similares a las de Madrid (27%, aunque con un gran crecimiento interanual), y superiores a las de Valencia (14%, impulsada por el proyecto Lanzadera de Juan Roig), los tres grandes centros emprendedores de España.  

Grandes rondas de financiación

Sea como fuere, se trata de cifras históricas, nunca antes alcanzadas, una vez que la joven industria tecnológica española ha conseguido sacar la cabeza. Por el camino, quedan años de pruebas, pioneros (Infojobs, Idealista, Top Rural, Destinia…) y las etapas de grifo cerrado, que imposibilitaban levantar rondas de financiación como las experimentadas en los últimos meses.

Trece start ups de España consiguieron en 2015 una inyección de capital superior a los diez millones de euros, una cifra que duplica las inversiones de este volumen alcanzadas en los dos años previos de manera conjunta. Y en eso, tiene mucho que ver el dinero llegado de fuera.

Dinero extranjero

Tal y como recordaba este miércoles Aleix Valls, CEO del Mobile World Capital, el 73% del capital inyectado en empresas emergentes el pasado año provino del extranjero. Una dependencia que tiene que ver con un ecosistema inversor todavía joven (muchos de los ángeles inversores --o business angels-- provienen de antiguas start ups de éxito) y poco acostumbrado al riesgo. Justo lo contrario que los fondos de venture capital extranjeros que han regado de millones en los últimos meses el sector digital español.

Clasificados en el móvil, los bombazos
   
En el entorno de Barcelona, el bingo del año corresponde a letgo, la aplicación de anuncios de segunda mano que en septiembre se llevó 90 millones de dólares de la firma sudafricana Naspers. Curiosamente o no, en este ranking de 2015 ocupa el segundo lugar Wallapop (40 millones en inversión), la otra gran app de clasificados con sede en España, un hecho que atestigua el peso que este derivado del comercio electrónico ha conseguido en el sector mobile de nuestro país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad