Bimbo pospone el traslado a Madrid por los problemas con Panrico

stop

El grupo mexicano prevé instalar en la capital española su centro de operaciones para expandirse por Europa, África y Oriente Medio, pero está pendiente de resolver la compra de su mayor competidor en España

Bimbo congela su llegada a Madrid / EFE

Barcelona, 19 de mayo de 2016 (01:00 CET)

La compra de Panrico se le ha atragantado a Bimbo. Superados los problemas de competencia quitándose de encima la parte de pan y derivados, la eternización del fallo del Tribunal Supremo sobre el ERE de Panrico de hace cuatro años ha frenado los planes de expansión de la multinacional mexicana.  

Bimbo prevé instalar en Madrid un centro de operaciones para dirigir su crecimiento en Europa, el norte de África y Oriente Medio, para lo cual acaba de reestructurar su cúpula en España, como avanzó Economía Digital. Pero esta apertura ha quedado aparcada sine die hasta que se resuelva el caso Panrico, aunque sigue en la agenda.  

Fuentes cercanas a la compañía han explicado a este medio que los planes están "paralizados" a la espera de la sentencia del Supremo sobre el ERE de Panrico, que condiciona la compra de dicha empresa por parte de Bimbo. Cuando la mexicana anunció la compra de la española, hace diez meses, puso como una de sus condiciones una sentencia favorable del TS, pero se está haciendo esperar.  

En mayo de 2014, la Audiencia Nacional dio parcialmente la razón a Panrico y consideró legal, ajustado a causas económicas, el expediente de regulación que afectaba a 745 personas, aunque paralizó los despidos previstos para 2015 y 2016. CCOO y CGT presentaron recurso contra la sentencia al TS y, dos años después, allí sigue.  

Las exigencias de Competencia  

La lentitud del fallo exaspera a Bimbo, que consiguió superar antes las exigencias de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Recibir el plácet de la CNMC era la otra condición para llevar a cabo la operación, y recibió la autorización siempre y cuando el pan de molde quedara fuera de la compra.  

Para cumplir con este objetivo, Bimbo acordó a finales de abril vender el negocio de pan y derivados de Panrico a Adam Foods, una de las dos sociedades en las que quedó segregada Nutrexpa. Esta venta también está pendiente del fallo positivo del Supremo, que condiciona toda la operación.  

El fallo, ¿a finales de junio?  

Las fuentes citadas aseguran que Bimbo confía en que la decisión de TS ratifique la de la Audiencia Nacional y espera que no tarde mucho. Sus últimas previsiones apuntan a que el fallo podría realizarse a finales de junio.  

De la sentencia dependerá la compra de Panrico pero también la expansión por Europa, África y Oriente Medio, ya que puede modificar el precio de la compra y los productos que pretende exportar. De cerrarse con éxito, Bimbo contará con un portfolio mucho más amplio de productos de bollería.  

En Madrid, además de en Barcelona  

La multinacional mexicana tiene sus oficinas centrales en España en Barcelona, pero si todo sale según sus planes, abrirá en Madrid un centro de operaciones para pilotar su expansión internacional más allá de América y la Península Ibérica. Quien dirigirá esta apuesta será el propio presidente del grupo, Daniel Servitje, que tendrá despacho en Madrid.  

Bimbo tiene origen catalán, por lo que siempre había tenido su sede española en la capital catalana. No está previsto que se cierren las oficinas de Barcelona ni que se cambie el domicilio social, pero sí que la cúpula del grupo a nivel mundial se instale en Madrid.    

Una historia de ida y vuelta

El grupo nació en México hace 70 años, fundado por varias familias inmigrantes catalanas, entre ellos los Servitje, Jorba y Mata, y llegó a España hace más de 40 años. Pero terminó por vender su filial española, que acabó en manos de Sara Lee.    

En 2012, Bimbo volvió a mano de sus fundadores, aunque fue los integrantes de la segunda generación quienes la recompraron a la multinacional estadounidense.  

Bimbo es la empresa de panificación más grande del mundo, con una facturación de más de 10.000 millones de euros en 2015. Con más de 100 marcas, tiene presencia en 22 países, la mayoría de ellos en América. En Europa solo está, por ahora, en España, Portugal y Reino Unido, mientras también tiene presencia en China.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad