Blanco recurre a las rebajas ‘encubiertas’

stop

La cadena, en concurso de acreedores, promociona descuentos de hasta el 70%

20 de junio de 2013 (19:10 CET)

La firma de moda textil Blanco encara su concurso de acreedores con unas rebajas encubiertas. El séptimo grupo textil de España ha reconocido un pasivo de 2,07 millones de euros. Y la necesidad de hacer caja lo antes posible la ha llevado a adelantar las rebajas 10 días. Incluso en las comunidades en las que no está permitido ha recurrido a una fórmula legal.

Este jueves, las tiendas levantaban la persiana con descuentos del 30%, 50% y 70% en cada una de los establecimientos que continúan con su actividad. Es el caso de Catalunya y País Vasco, donde se establece que el periodo de rebajas empieza el 1 de julio y finaliza el 31 de agosto.

Promociones

En estas comunidades autónomas no existe el libre comercio que permite abrir locales o realizar rebajas cuando lo decide el empresario sino bajo un calendario. Por ello se recurre a las promociones. Así lo confirman trabajadores de locales en Barcelona o San Sebastián, que aseguran que los descuentos que se hacen en las tiendas son el preludio a las rebajas.

Fuentes del sector apuntan que la “desesperada situación de Blanco” le ha empujado a adelantar los elevados descuentos a nivel estatal bajo la fórmula de promoción. La misma que le permite adelantarse a sus principales competidores como Zara y Mango.

Práctica habitual

Pero no es una novedad. El secretario general de la Confederació Catalana de Comerç (CCC), Miquel Àngel Fraile, apunta que pese a ser habitual entre cadenas y grandes grupos así como entre las compañía que atraviesan un expediente de regulación de empleo (ERE), “ahora hay más (promociones) que el año anterior”.

Fraile sostiene que la responsabilidad de esta práctica recae en las grandes compañías, que acuden de manera habitual a las promociones para dinamizar las ventas, como en el caso de El Corte Inglés. “Pero es algo que tenemos que analizar. Que la inspección actúe”, reclama.

Grandes compañías


Fraile cree que se tiene que preservar el capital intangible para el cliente que no es otro más que tener un calendario claro. Y advierte que ya se han sancionado prácticas similares realizadas por grandes compañías.

Pero Blanco ha podido ver en estas rebajas encubiertas la vía más rápida para intentar superar la delicada situación económica. El grupo presidido por Bernardo Ricardo Blanco Moreno se encuentra al borde del precipicio después de confirmar su insolvencia.

La firma de moda cerrará 43 tiendas en España y otras dos en Portugal de las más de 200 que tiene repartidas por el mundo. La desaparición de tiendas situadas en las calles más concurridas de Madrid y Barcelona da muestra de la difícil situación empresarial que poco a poco, va perdiendo brillo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad