Joan Font (i) y Josep Font (d), en la inauguración de un supermercado Bon Preu. ED

Bon Preu sella la paz: Joan Font comprará el 50% a su hermano

stop

Los hermanos Font firman un principio de acuerdo para que Joan Font compre la mitad de Bon Preu a su hermano por unos 350 millones

Barcelona, 12 de julio de 2019 (11:15 CET)

Bon Preu se acerca a la solución a la crisis familiar que amenazaba con su división. Los hermanos Joan y Josep Font, peleados por la gestión de la cadena de supermercados catalana, han llegado finalmente a un acuerdo.

El pacto, adelantado este viernes por La Vanguardia, consiste en la compra por parte de Joan Font, presidente y propietario de la mitad del grupo, de la participación de Josep, exvicepresidente y dueño de la otra parte de la compañía.

El importe total de esta compra estaría cercana a los 350 millones de euros. Pero el pago no será únicamente en efectivo, ya que otra parte se realizará en activos inmobiliarios no relacionados con la actividad de la compañía.

La operación se ejecutará a través de sus respectivas sociedades patrimoniales. Balloo d’Inversions, la patrimonial de Joan Font, comprará el 50% de las acciones de la empresa a Espai d’Inversions, sociedad de cartera de Josep Font.

“Esta reordenación asegura la continuidad del grupo Bon Preu en su integridad", explica el grupo desde una nota, en la que se añade que también se blinda "la estrategia de crecimiento y de generación de riqueza y puestos de trabajo en la que estamos inmersos desde siempre".

Fin al culebrón Bon Preu

El acuerdo de los hermanos Font zanja de una vez por todas el conflicto familiar. Las últimas informaciones reveladas apuntaron a que la Audiencia de Barcelona rechazó inmiscuirse en el conflicto y no quiso fijar un precio  para que el presidente Joan Font comprará el 50% que ostenta su hermano.

Según se desprendió del fallo consultado, los juzgados apuntaron entre líneas a que la mejor salida era una negociación extrajudicial debido a la poca claridad de los estatutos de la compañía.

El fallo judicial, que tenía un voto particular favorable a las pretensiones de Josep Font, podría haber sido el primer paso para que la causa terminara en el Tribunal Supremo, algo que finalmente no ha sucedido.

Bon Preu, con más de 1.300 millones de euros  de facturación (1.500 de previsión para este año), es el primer grupo de distribución de capital catalán. Toda su implantación territorial está repartida en suelo catalán: tiene 131 supermercados Bon Preu, 54 hipermercados Esclat y 49 gasolineras EsclatOil.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad