Bonet propone aplicar a España la receta de Freixenet

stop

El presidente de las Cámaras de Comercio hace un alegato en defensa de la calidad, la innovación y la internacionalización: "Se acabó vender productos a granel"

José Luis Bonet, presidente de las Cámaras de Comercio españolas, durante su intervención

en A Coruña, 06 de mayo de 2015 (21:26 CET)

José Luis Bonet es optimista como pocos. El empresario, presidente de Freixenet, acudió este miércoles a un encuentro con empresarios gallegos organizado por la Cámara de Comercio de A Coruña y les dijo que estábamos en un momento de "muchas oportunidades", en la fase de crecimiento que llega después de padecer la dura recesión económica. Y la clave para forjar un futuro mejor, según el también presidente de las cámaras españolas, está en la estabilidad política y social –significativo en estos tiempos que corren en España y en Cataluña-- y en que Gobierno y empresas se tomen en serio la internacionalización y la colaboración público privada.

Esas son las bases, pero la receta de Bonet tiene como referente a su propia compañía, Freixenet, que tiene un modelo de negocio "que le conviene al país". Las empresas –y en la sala estaban representadas algunas de las más notables de España como Inditex, Gadisa o Calvo, además de las principales entidades financieras en Galicia, Abanca, Popular, Sabadell y Santander-- deberían, a juicio de Bonet, apostar por la economía productiva, la especialización, el desarrollo tecnológico y comercial, el desarrollo internacional y la calidad.

A lucir fuera la 'marca España'

Fue en los tres últimos puntos en los que más hincapié hizo, recalcando el papel clave que jugarán las Cámaras de Comercio situadas en el extranjero, actualmente 38 pero llamadas a multiplicarse en los próximos años, en la salida al exterior de las pymes.

Respecto a la apuesta por la calidad, Bonet fue muy tajante. Llamó a dejar a un lado la marca blanca o la "la venta a granel". Se trata de apostar por la innovación y la especialización, por el producto singular de valor añadido, y mostrarlo más allá de las fronteras españolas. "Es imposible ser competitivos sin internacionalizarse", zanjó. Para ello es fundamental reforzar el desarrollo comercial. En este sentido, exhortó a que la estrategia tenga como referente una marca única, España, pues "no es incompatible" con la promoción de Cataluña o Galicia, puso como ejemplo.

Exportar como política o como tirita

Finalmente, destacó que el incremento de las exportaciones no es un factor coyuntural, derivado de la contracción del mercado interno en la recesión económica. Para Bonet es "estructural" y será capital en el desarrollo económico de los próximos años.

¿Qué papel jugarán las atribuladas cámaras en este proceso? Su presidente no tiene dudas sobre el futuro: "La recuperación ya ha empezado en todas partes, pero aquí lo importante es que las Cámaras no pueden perder la oportunidad de estar presentes en esa recuperación, apoyando a los empresarios ahora más que nunca, ya que el viento de cola es favorable".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad