Brufau acabará con la deuda de Repsol en 2016

stop

PLAN ESTRATÉGICO

Antonio Brufau, presidente de Repsol

29 de mayo de 2012 (13:55 CET)

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, se ha mostrado optimista en la presentación del nuevo plan estratégico de la compañía en el que prevé invertir 19.100 millones de euros y duplicar el beneficio hasta 3.000 millones de euros en los próximos cinco años.

Brufau ha querido mostrar la fortaleza de la petrolera con cifras que han abrumado a los mercados. Repsol pretende durante los próximos ejercicios dejar su deuda “quasi a cero”, ha asegurado Brufau. En la actualidad, la compañía posee una deuda neta de 6.800 millones de euros, si a ello se le suman los 3.000 millones en preferentes, el total de la deuda asciende a 9.800 millones.

Para poder dejar su deuda prácticamente a cero Repsol tiene una serie de alternativas para poder conseguir 9.000 millones. Por un lado, reducirá su dividendo. En el año 2011, la petrolera ha pagado a sus accionistas un dividendo de 1,15 euros que “no será sostenible” en los próximos años. Así, el plan de Repsol es reducir el pay out hasta el 45% de los beneficios desde el 65% actual. “Es muy difícil mantener un crecimiento anual del 10% en el dividendo, pero se revisará cada año”, ha asegurado el presidente de la compañía.

La petrolera continuará repartiendo el dividendo complementario en el formato de script dividend, dando la posibilidad a los accionistas de vender las nuevas acciones en el mercado, a la propia petrolera o cobrarlo a través de una ampliación de capital con nuevos títulos.

Convertir preferentes sin diluir

Por otro lado, la petrolera va a dar la oportunidad a los tenedores de las preferentes a convertirlas en acciones propias de la empresa. La cifra que conseguiría Repsol bajo esta modalidad sería de 3.000 millones de euros. “No se puede criticar dar la opción a los tenedores de convertir las preferentes. Es opcional pero si se convierten el dinero irá obligatoriamente a capital”, ha afirmado Brufau.

El presidente de Repsol ha aclarado también que los principales accionistas de la compañía (La Caixa, Sacyr y Pemex) prácticamente no verán diluida su participación a pesar de las ampliaciones de capital por las preferentes y los script dividends. “Para 2016 no vemos prácticamente dilución alguna por acción, será del entorno del 6%”.

Minusvalías por autocartera

Otro apartado crucial para Repsol va a ser la venta de activos. Por un lado, el 5% de autocartera. “La venta se hará a lo largo de este año”, ha asegurado Brufau. La compañía pretende vender el paquete al mejor precio, pero sabe que como está el mercado lo más seguro es que obtenga minusvalías. “Vamos a tener unos 300 millones de minusvalías por la autocartera, que tendrá un impacto mínimo si se comparan con los 23.000 millones de recursos propios de la compañía”, ha recalcado Brufau.

Gas Natural y Brasil no se tocan

Por otro lado, Repsol ya ha puesto a la venta una serie de activos valorados en 2.100 millones de euros. Brufau no ha querido dar pistas, aunque ha asegurado que no son de vital importancia para la petrolera. “Todos tienen nombre y apellidos, no os los puedo contar pero son más importantes para otros que para nosotros”, ha confirmado el número uno de la petrolera.

Eso sí, Brufau ha asegurado que no tiene previsto deshacerse de Gas Natural Fenosa, una compañía que “da buenos dividendos y con la que estamos muy contentos” y Repsol Brasil, “el principal activo de la compañía para los próximos años” con grandes proyectos como Guará, Carioca y Pao de Açucar, entre otros.

En definitiva, la compañía va a cubrir con los 23.000 millones de flujo de caja operativo más los 4.000 millones por las desinversiones (autocartera y activos) toda la inversión de los próximos cinco años que será de 19.100 millones además de reducir su deuda y pagar los dividendos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad