Free Now paga la barra libre de descuentos contra Uber y Cabify

Cabify descarta rebajas agresivas con el taxi para pelear con Free Now

stop

La compañía española, en su afán por integrar al taxi, deja al colectivo fuera de los descuentos agresivos que sí utiliza su competidor Free Now

Madrid, 16 de octubre de 2019 (04:55 CET)

No hay duda de que Cabify ya no solo tiene en cuenta a Uber como rival en la carrera por hacerse con el control del transporte en las ciudades. La compañía española sabe que Free Now, hasta hace poco conocida como My Taxi y por sus descuentos agresivos, es un actor a tener en cuenta en ciudades como Madrid, donde compite contra la VTC con vehículos de taxi bajo el mismo sistema de contratación.

Pero Cabify, que también está dando pasos para integrar al taxi en su plataforma, mantendrá una política distinta a la compañía apoyada por Daimler, que rebaja cada viaje con taxi con fuertes descuentos para el usuario. Son recortes en el precio que le han llevado a Free Now ante los tribunales de Alemania y España por competencia desleal, aunque con diferente resultado

Cabify está contestando durante estos días a esta ofensiva comercial con una nueva promoción del 15% en los tres próximos viajes. En la letra pequeña, en cambio, se deja claro que el taxi no entra en esta disputa. Solo lo harán los vehículos VTC, los coches que ha utilizado hasta ahora.

Y es que a diferencia de Free Now, Cabify no rebajará el precio de los trayectos del taxi, que tienen su tarifa regulada por los distintos ayuntamientos. La compañía alemana lleva años aplicando severos descuentos para captar clientes con la siguiente fórmula: aunque el usuario pague un precio rebajado, el taxista ingresa el mismo dinero que hubiese costado el trayecto.

¿Cómo? Free Now abona al taxista la diferencia entre lo que paga el cliente y lo que realmente cuesta la carrera. Es una táctica que tiene como objetivo captar masa crítica de clientes y, con ello, cuota de mercado frente a sus rivales, pese a que sea a costa de perder dinero, tal y como han demostrado las cuentas depositadas en el Registro Mercantil por la filial española, MyTaxi Iberia SL.  

Fuentes de Cabify explican por qué esta estrategia no encaja actualmente en su modelo de negocio. Uno de los motivos es que la compañía española está actualmente intentando integrar al taxi, un sector con el que desde hace años ha tenido problemas en España por parte de una facción radical.

Tres meses de tarifa plana para el taxi

Las mismas fuentes recuerdan que Cabify ha lanzado una ofensiva comercial para ganarse al gremio y demostrarle que la compañía española es una oportunidad para que aumenten su facturación.

La idea de la compañía presidida por Juan de Antonio es no cobrar comisión durante tres meses (hasta diciembre) a aquellos taxistas que se animen a ofrecer sus servicios a través de su plataforma. Este periodo, además, podría extenderse, según explicaron en su anuncio.

Cabify ha sido capaz de integrar al taxi fuera de España. La compañía trabaja con el sector en algunos países de Latinoamérica, mientras que en el mercado nacional todavía está dando los primeros pasos.

En el mercado nacional, de momento, ha tendido la mano en Madrid y Valencia, si bien el primer programa piloto se desarrolló en la ciudad de Santander. De momento, ya hay resultados. Mariano Silveyra, responsable de Cabify para toda Europa explicaba al diario Levante-EMV en una entrevista que "existe un interés real de viajar en taxi a través de Cabify y la demanda de viajes en taxi desde nuestra app se multiplica hasta por tres semanalmente".

En los últimos meses, la compañía está haciendo un esfuerzo pedagógico por transmitir una imagen de compañía integral de transporte y no solo de viajes con coches VTC. En su campaña Tus decisiones te mueven, lanzada en septiembre, Cabify presumía de tener una oferta tan diversificada (VTC, taxi, patinetes y motos Movo) que era la compañía con la "apuesta más ambiciosa realizada hasta ahora en España" en busca de "una oferta multimodal, integral e inclusiva" de movilidad. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad