El fundador de Cabify, Juan de Antonio (izquierda) y el director de Airbnb para Europa, Jeroen Merchiers.

Cabify se alía con el taxi: integrará sus servicios en su aplicación

stop

Cabify incorporará en España la opción de pedir un taxi en su aplicación en una alianza con Easy Taxi en el primer semestre de 2019

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

El fundador de Cabify, Juan de Antonio (izquierda) y el director de Airbnb para Europa, Jeroen Merchiers.

Madrid, 23 de enero de 2019 (14:01 CET)

Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Eso es lo que ha debido pensar Cabify, que incorporará en España la opción de pedir un taxi en su aplicación. El anuncio llega en pleno conflicto con el sector del taxi, que se encuentra en huelga indefinida en Madrid y Barcelona.

Cabify se une con la aplicación Easy Taxi en un modelo que ya utiliza en varios países de Latinoamérica. En España empezará el proyecto piloto en el primer semestre de 2019. A partir de ahí aseguran que los taxistas podrán utilizar su aplicación. La integración operativa entre Cabify e Easy se inició a finales de 2018 y está activa en 20 ciudades de Latinoamérica. 

Así la empresa Española busca ser el aliado del taxi con esta medida, y no su enemigo. "No somos un problema, estamos aquí para ser parte de la solución", defiende Juan de Antonio, el fundador de Cabify. Además, adelantan que están estudiando cuáles son las mejores ciudades para poner el proyecto piloto de Easy Taxi en marcha.

De Antonio asegura que el problema es la gran cantidad de vehículos privados que existen en las ciudades. "El taxi es un actor clave en esta batalla contra el vehículo particular. Ha luchado en solitario y no ha tenido los resultados esperados, creemos que todos juntos podemos conseguirlo", comenta.

"Estamos aquí para quedarnos y para continuar mejorando", sentencia.

 

Salida de Barcelona

Sobre la posible salida del mercado de Uber y Cabify de Barcelona, como se comentó el martes, De Antonio asegura que "no hay que precipitar ninguna decisión". "No hemos hecho ningún anuncio de lo que vamos a hacer en Barcelona​ pero las noticias que hemos oído no son esperanzadoras", comenta.

Así, defiende que le cuesta creer que la Generalitat quiera expulsar a las empresas de su región porque considera que "de aprobarse lo de ayer, significaría una expulsión".

Cabify revela que el 96% de sus trayectos son del tipo en el que los clientes los piden para “lo antes posible", por lo que una precontratación afectaría a su modelo de trabajo. El 25% del negocio de Cabify se da en España y, aunque no destapan los datos de Barcelona, defienden que es la segunda ciudad más importante después de Madrid y que su cifra es "muy relevante" para el negocio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad