Coronavirus: los taxis de Madrid se dejan 1,2 millones de euros al día

Las asociaciones del taxi siguen sin llegar a un acuerdo con el ayuntamiento pese a ofrecerles datos demoledores sobre la caída económica

Pasan los días pero el taxi y el Ayuntamiento de Madrid siguen sin ponerse de acuerdo para adoptar medidas con el objetivo de que el coronavirus no haga más mella en el sector. Después de dejar fuera a los cerca de 15.000 taxistas de la capital de los protocolos de limpieza y desinfección, las reuniones entre el consistorio y los representantes del taxi no terminan de fructiferar. Y eso que las primeras alarmas ya han saltado: la facturación diaria por servicio ha caído de manera drástica y la facturación por turno no alcanzaría ni los 70 euros. El impacto, aproximadamente, sería de 1,2 millones de euros menos de recaudación.

Son datos que dan fuentes del sector, que se ha reunido con el consistorio. Insisten en que las reuniones no han cesado desde el pasado lunes, pero añaden que no ven ningún tipo de voluntad por parte del ayuntamiento, que sí ha tomado medidas drásticas para otros ámbitos. 

La cifra representa una caída muy drástica, teniendo en cuenta que la facturación diaria en circunstancias normales son de cerca 183 euros (5.000 euros al mes) y que en la ciudad de Madrid hay cerca de 15.000 taxis (cada día trabajan aproximadamente 12.000). «Estaríamos hablando de ingresar cerca de 9 euros por hora», explica una fuente del sector.

Otra fuente consultada recuerda que el taxi está obligado a prestar un mínimo de horas de servicio (7 al día) y que, con estas condiciones, trabajar significa perder dinero a diario. «A este paso terminaremos en casa», cuenta al ver con pesimismo cómo evoluciona el número de contagiados en la capital (más de 1.000).

Fuera del protocolo de limpieza

Las fricciones con la administración llegaron cuando Madrid, la ciudad que más taxis tiene de toda España, quedó fuera del protocolo de limpieza en el transporte de la ciudad. Algo que, en cambio, no sucedió con trenes, autobuses y metro, que se desinfectan desde entonces a diario. 

Una de las primeras plataformas del taxi en presionar al Ayuntamiento de Madrid fue Plataforma Caracol, que envió una carta al consistorio en el que solicitaban una reunión para estabecer una prueba piloto que sea capaz de parar la pandemia. 

Julio Sanz, de la Federación Profesional del Taxi, también solicitó una reunión de urgencia a primera hora del miércoles. El consistorio accedió a sentarse con el sector, al que escuchó ese mismo martes a partir de las 8.30 de la mañana en el departamento de movilidad. 

El Ayuntamiento no sancionará a taxistas

Desde el Ayuntamiento de Madrid trasladan que ya se han reunido con las cuatro asociaciones representativas del taxi en la capital, a petición del sector. Durante el encuentro, que se ha desarrollado durante hora y media, los portavoces de La Gremial, la Federación del Taxi, Élite Taxi y la Asociación Madrileña del Taxi han manifestado su preocupación por la situación.

El temor de la expansión del coronavirus les ha llevado a solicitarles que den más días de descanso para reducir el número de contagios. Desde el Ayuntamiento se les informó de que pueden adoptar voluntariamente las medidas que sean necesarias y que en ningún caso se sancionará a los taxistas por no ir a trabajar.

En el consistorio recuerdan que el taxi pidió mascarillas y la desinfección de los vehículos, pero este asunto, dicen, «corresponde a los propietarios de los taxis». En cualquier caso, la corporación «estudia lanzar algunas recomendaciones sobre limpieza de vehículos apelando a su responsabilidad».

Avatar