Cahispa abandonará el negocio inmobiliario

stop

El nuevo propietario decide centrarse exclusivamente en el sector asegurador y estudia mecanismos para segregar su rama inmobiliaria

30 de junio de 2011 (17:42 CET)

La aseguradora catalana Cahispa regresará a sus orígenes y abandonará su actividad inmobiliaria, causante en parte de los problemas económicos que ha arrastrado la compañía en los últimos años.

Así lo ha decidido el nuevo propietario, Javier Pintó, que ha adquirido el 90,1% de la compañía a través de Corbis Group. Los responsables de Cahispa aún valoran cómo segregar esta línea de negocio.

En la junta de accionistas celebrada este miércoles también se ha aprobado el plan estratégico de la aseguradora que, entre otros objetivos, se fija “la adecuación de los medios tecnológicos, potenciar la red comercial y el lanzamiento de nuevos productos”.

Sin facilitar más detalles, el nuevo consejo de administración espera una clara recuperación del estado financiero, gracias, en parte, a unos resultados de explotación positivos en 2010, informa Cahispa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad