Un informe de Barclays estima que la fusión Caixabank y Bankia supondrá un recorte de casi 5.000 personas por las duplicidades./ EFE

Caixabank y Bankia gastarán 1.100 millones en un ERE de 5.000 empleos

stop

CCOO, que liderará las negociaciones, exige que el ajuste del empleo venga por salidas voluntarias

Noelia Tabanera

Un informe de Barclays estima que la fusión Caixabank y Bankia supondrá un recorte de casi 5.000 personas por las duplicidades./ EFE

Madrid, 04 de septiembre de 2020 (13:14 CET)

No hay fusión bancaria en España que no venga acompañada de recortes. Y la de Caixabank y Bankia no iba a ser menos. El sector financiero especula sobre cuántos empleos se perderán con la suma de estas dos grandes entidades, ya que existirán duplicidades en oficinas de ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia, así como también en los servicios centrales.

Según un informe de Barclays, el nuevo mayor banco del país gastará 1.100 millones de euros en la reestructuración de sus oficinas, que comportará el recorte de casi 5.000 empleos. Por tanto, se da por hecho que se producirá un expediente de regulación de empleo (ERE) tras la fusión.

La compañía de servicios financieros estima que el coste exacto de la reestructuración será de 1.099 millones, con un precio total por persona de 220.000 euros, por lo que la reducción de plantilla, únicamente en sucursales, afectaría a 4.995 trabajadores. Tras esta reorganización, Caixabank y Bankia se ahorrarían 481 millones en costes laborales.

El informe solo habla de las oficinas bancarias y analiza las duplicidades que tienen en su implantación geográfica. Entre ambas suman 6.600 sucursales. No cuenta, sin embargo, el recorte que puede producirse también en servicios centrales. Caixabank los tiene en Barcelona aunque también cuenta con sede en Valencia y Madrid, mientras que Bankia concentra sus oficinas en estas últimas dos ciudades. El recorte en las sedes también es más que previsible.

CCOO y UGT exigen medidas no “traumáticas” tras la fusión

Los sindicatos no han tardado en reaccionar al anuncio de fusión de Caixabank y Bankia. CCOO y UGT han exigido este viernes que la nueva entidad no lleve a cabo medidas “traumáticas” en el caso de que esta fusión tenga éxito.

CCOO ha exigido un acuerdo laboral y, como sindicato mayoritario en Bankia, en CaixaBank y en el sector financiero, liderará las negociaciones con el objetivo de conseguir, entre otras cuestiones, salidas voluntarias si se plantean excedentes. 

"La operación tiene una lógica empresarial bastante acusada y, si se confirma, tiene un alcance estratégico importante porque estamos hablando de una entidad financiera con importantes participaciones en otras empresas de energía, de comunicación y de infraestructuras”, ha señalado Unai Sordo, secretario general de CCOO, en declaraciones a Canal Sur.

"CCOO lo que va a hacer va a ser velar porque los criterios laborales que se puedan dar, porque siempre que hay una fusión esto tiene algún tipo de efecto en las relaciones laborales y en el número de las plantillas, que en todo caso las medidas no sean traumáticas", ha añadido el líder sindical.

Por su parte, Pepe Álvarez, secretario general de UGT, ha mostrado su preocupación por el recorte de plantilla y ha querido recordar a las entidades “la necesidad de mantener el empleo”.

Tanto el banco catalán como el madrileño tienen una larga experiencia en ERES en los últimos años. En 2013, 2015 y 2019, Caixabank llevó a cabo despidos colectivos, a los que también habría que añadir varios planes de jubilaciones. Por parte de Bankia, el último recorte fue en 2018, tras la integración con BMN, y se despidieron a más de 2.000 personas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad