José Manuel Aísa, director financiero de Cellnex, con el consejero delegado, Tobias Martínez. Foto: David Campos

Cellnex reserva 6.100 millones para invertir y se olvida de la deuda

stop

La compañía de infraestructuras de telecomunicaciones quiere seguir creciendo y cuenta con el apoyo de sus accionistas aunque está en pérdidas

Xavier Alegret

Economía Digital

José Manuel Aísa, director financiero de Cellnex, con el consejero delegado, Tobias Martínez. Foto: David Campos

Barcelona, 27 de febrero de 2020 (04:55 CET)

Cellnex es una empresa de crecimiento”, explicó su consejero delegado este miércoles en la presentación de resultados de la compañía para justificar que tenga pérdidas y que a penas pague dividendo a sus accionistas. Lo cierto es que 2019 ha sido un año de fuerte crecimiento inorgánico, lo que se notará más en 2020 con un gran crecimiento de los ingresos y el ebitda de la compañía. Pero este año, Tobías Martínez seguirá yendo de compras y tiene dinero para hacerlo.

La mayor empresa europea de infraestructuras de telecomunicaciones cuenta, a estas alturas del año, con una liquidez de 6.100 millones disponible para invertir. La mayoría corresponde a líneas de crédito concedidas pero todavía no dispuestas. En concreto, 4.200 millones. Los 1.900 millones restantes es tesorería.

Los 6.100 millones no se usarán exclusivamente para nuevas compras, sino también para otras inversiones. Por ejemplo, para pagar las adquisiciones en marcha que todavía no se han abonado. En 2019, Cellnex entró en dos nuevos países, Irlanda y Portugal, hizo compras en Francia, Italia, Suiza y pactó la adquisición de Arquiva en el Reino Unido, que todavía está por cerrar y que le costará 2.000 millones de libras.

Cellnex cuenta con 1.900 millones de tesorería y 4.200 millones de líneas de crédito para invertir en crecimiento

Otra parte se destinará a pagar el desarrollo de infraestructuras en varios países. Algunos acuerdos de compra de los últimos años incluían la incorporación o despliegue de nuevas torres al perímetro de la empresa catalana controlada por los Benetton, como el acuerdo de compra de las torres de Bouygues Telecom en Francia.

Pero una parte importante de la capacidad de inversión irá a compras. La cifra no está fijada, pues antes tienen que darse las oportunidades, pero Martínez dejó claro que seguirán la senda del crecimiento inorgánico porque el sector generará nuevas opciones. “Nosotros vemos que el proceso de desconsolidacion de las torres en Europa no ha terminado”, explicó el consejero delegado de Cellnex.

La empresa española va a seguir participando en ese proceso como sujeto activo: “Siempre que haya una oportunidad de crecimiento, vamos a seguir reinvirtiendo nuestro flujo de caja, porque somos una compañía de crecimiento desde el primer día. Todos nuestros accionistas están contentos de que sigamos creciendo y creando valor”.

El consejero delegado de Cellnex admite que le gustaría entrar en Alemania, pero no parece fácil de momento

Para seguir creciendo, la compañía tiene varias prioridades. Por un lado, hacerlo en los mercados en los que ya está: España, Francia, Italia, Reino Unido, Suiza, Holanda, Irlanda y Portugal. Cuando cierre la compra de Arquiva en Reino Unido, ya tendrá un volumen importante; en Francia también tiene una cómoda posición en el mercado; y en España, con Telxius con las torres de Telefónica, tiene poco margen. Pero en el resto de mercados sí que pueden aprovechar las oportunidades.

La otra prioridad es abrir nuevos mercados, siempre en Europa. En este sentido, queda un gran mercado en el continente en el que Cellnex todavía no ha ha logrado penetrar: Alemania. “¿Si me gustaría entrar en Alemania? Claro. Mentiría si dijera lo contrario”, confesó Tobias Martínez, pero añadió que actualmente no ven opciones.

La última operación de la empresa, anunciada este mismo miércoles, es el acuerdo con Bouygues para el desarrollo del 5G en Francia, con una inversión de 1.000 millones de euros. Cellnex tendrá el 51% de la joint venture con la empresa para tener el 100% de los derechos económicos del proyecto y asegurarse que el flujo de caja que genere se reinvierte en el mismo.

Cellnex disparará su ebitda, pero ¿y la deuda?

El crecimiento constante no ha permitido a Cellnex tener beneficios pero sí disparará su ebitda este 2020. La compañía prevé que el beneficio bruto crezca alrededor del 50% este año, hasta entre 1.065 y 1.085 millones de euros. Ese cálculo no incluye Arquiva porque su compra está siendo analizada por competencia de Reino Unido y no saben cuándo la cerrarán. Pero cuando lo hagan —no dudan de que no habrá problema—, el ebitda subirá entre 160 y 200 millones anuales.

Este incremento es importante si Cellnex quiere reducir su endeudamiento. La deuda financiera neta de la compañía se disparó desde los 3.166 hasta los 3.938 millones de euros en 2019. Es decir, 5,7 veces el ebitda, una ratio alta incluso para empresas en crecimiento. Si el pasivo no sigue engordándose pues la empresa utiliza la tesorería disponible, esta ratio podría bajar dos puntos solo por la subida del ebitda.

Hemeroteca

Cellnex
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad