En la imagen, jamones en mal estado incautados por la Guardia Civil.

Cierra la primera empresa de la trama del jamón

stop

Jamones Nicolau es la primera empresa de la trama empresarial que entra en liquidación tras las investigaciones por delitos contra la salud pública

Madrid, 04 de enero de 2019 (04:55 CET)

Jamones Nicolau, una de las empresas centrales de la trama del jamón imputada por delitos contra la salud pública, está abocada al cierre. La empresa valenciana, con 70 años de antigüedad, ha entrado en fase de liquidación después de que haya sido imputada por los juzgados de Fregenal de la Sierra por delitos contra la salud pública.

Los juzgados de Alzira (Valencia) también investigan a los empresarios de la familia Nicolau por su participación en una trama que utilizaba mercancía caducada, a punto de caducar o en mal estado de los supermercados que era reciclada para vender como apta en establecimientos de la trama.

Los juzgados investigan un entramado de más de 50 empresas que han levantado una red de comercialización de jamones, embutidos y productos cárnicos en mal estado. La red, que también está siendo investigada por blanqueo y falsedad documental, comienza a tener problemas de pago con proveedores y ya afronta las primeras reclamaciones por impagos.

Jamones Nicolau produjo jamones incautados en las ultimas incautaciones de la Guardia Civil en naves de almacenamiento en Valencia y Andalucía, donde fueron detectadas varias toneladas de producto en mal estado que se pretendía reintroducir en el mercado y en las redes de tiendas colaboradoras de la trama.

El director de producción y representante legal de Jamones Nicolau, Enrique Nicolau Carpintero, ha sido llamado a declarar como imputado (investigado, en los términos judiciales actuales). El directivo ha solicitado comparecer por videoconferencia y logró posponer su cita con la justicia hasta el próximo 7 de febrero.

La cadena distribuidora que daba salida a los jamones de la empresa, Vitalinna Española 21, también ha sido imputada y ha comenzado a afrontar problemas para hacer frente a sus pagos. La compañía tiene una reclamación por el cobro de una deuda de más de 300.000 euros con proveedores que todavía no ha llegado a la reclamación judicial.

Empresas de la trama en problemas

Una de las compañías investigadas en el centro de la trama, Valle de los Valfríos, también acumula unos 350.000 euros de impagos a entidades financieras por concepto de líneas de descuento y préstamos personales.

Valle de los Valfríos maneja una red empresarial que vende jamones, productos cárnicos y embutidos en mal estado en media España y comenzó a asumir deudas desde julio, un mes después de que estallara el escándalo de la trama empresarial.

Los responsables de la sociedad, los hermanos Francisco y Antonio Cordero Gamero, son señalados como responsables de la empresa que, según las investigaciones judiciales, estaba encargada de adulterar y vender de forma ilícita mercancía en mal estado.

La Guardia Civil ha incautado más de un millón de kilos de mercancía en mal estado, afectada por gusanos, bacterias o en estado de putrefacción, en actuaciones contra las empresas de la trama en, al menos, siete comunidades autónomas: Valencia, Extremadura, Andalucía, Madrid, Aragón, Castilla La Mancha y Castilla León.

El ministerio de Sanidad, a través de Aecosán, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, emitió una alerta sanitaria para prohibir la comercialización de parte de los productos y marcas implicadas en la trama.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad