Las familias de Colonial apuntalan la opa sobre Axiare. En la imagen, Pere Viñolas y Juan José Brugera, consejero delegado y presidente de Colonial.

Colonial aprieta una opa que Axiare ya consideraba hostil

stop

Colonial pide autorización a la CNMV para opar Axiare pero advierte de que si la socimi reparte dividendo, bajará su oferta

Xavier Alegret

Las familias de Colonial apuntalan la opa sobre Axiare. En la imagen, Pere Viñolas y Juan José Brugera, consejero delegado y presidente de Colonial.

Barcelona, 25 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

La opa de Colonial sobre Axiare se va calentando. Lo que parecía inicialmente un camino de rosas –una compañía opada por su primer accionista con una buena prima para el resto de accionistas– se ha ido torciendo. La primera espina la clavó el consejo de Axiare, al reaccionar con hostilidad y asegurar que ni la conocía ni la tomaba en consideración, ya que seguía con su plan en solitario. Colonial respondió este viernes.

La inmobiliaria que preside Juan José Brugera pidió la autorización a la CNMV para presentar la opa. Era un trámite, en el que en principio no se modifican las condiciones de la opa. Pero Colonial lo hizo, y además para revisar un punto esencial de la oferta: el precio. Lo rebajará de 18,50 euros por acción a 18,36 euros, para descontar el dividendo que dará la próxima semana.

Era entre una alerta y una amenaza, ya que advirtió de que lo hará si el dividendo se ejecuta: “En el caso de que el día 28 de noviembre se lleve a cabo por Axiare el pago de un dividendo a cuenta por un importe bruto por acción de 0,14 euros, tal y como comunicó el 15 de noviembre, Colonial ajustará la contraprestación de la oferta, que quedará establecida en 18,36 euros por acción”.

Colonial lanza una advertencia a Axiare: si paga el dividendo que anunció, rebajará el precio de la opa

La rebaja no es significativa a nivel económico pero es una respuesta a la hostilidad de Axiare, que el mismo 15 de noviembre aseguró que no conocía la oferta hasta su presentación en la CNMV y reivindicó sus “excelentes perspectivas de futuro” en solitario, así como “su capacidad para generar un retorno atractivo en interés de todos sus accionistas, clientes y empleados”. Además, no era la primera vez que respondía con hostilidad a Colonial: ya lo hizo un año antes, cuando entró con el 15%.

Colonial podría haber respondido con conciliación, pero optó por marcar perfil propio. Tiene la sartén por el mango, puesto que controla casi el 29% de Axiare: solo necesita que un 21% de los accionistas acepte su oferta. Además, Axiare está cotizando por debajo del nuevo precio propuesto por Colonial –este viernes cerró a 18,295–, por lo que tenía margen para bajar.

Colonial avanza en la opa sobre Axiare

Al margen de las autorizaciones, la socimi catalana va dando pasos para comprar a su competidora. Esta misma semana cerró una emisión de bonos de 800 millones, prevista en el folleto de la opa, para financiar la oferta por Axiare. El resto lo pagará con una ampliación de capital de 400 millones que tienen prácticamente asegurada con sus principales accionistas.

Con la compra de Axiare, Colonial dará un salto importante, rozando los 10.000 millones de euros de activos y acercándose al líder español de las socimis, Merlin. En bolsa suman un valor de 4.400 millones. Para la inmobiliaria dirigida por Pere Viñolas también supone rebajar la exposición al mercado barcelonés, el más potencialmente inestable de los tres en los que está, hasta el 10%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad