Comsa emancipa su negocio de seguridad en edificios

stop

El grupo de los Miarnau crea una nueva filial, Comsa Security Service, que agrupa los servicios de instalación y mantenimiento de cámaras y equipos de seguridad

El presidente de Comsa, Jorge Miarnau, en una imagen de archivo

Barcelona, 17 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

El grupo constructor y de ingeniería Comsa tiene una nueva filial. Se trata de Comsa Security Service SLU, sociedad creada recientemente y que se dedica a la instalación de aparatos relacionados con la seguridad, según el objeto social publicado en el Registro Mercantil en el momento de la constitución.  

La nueva filial depende de Comsa Service Facility Management SA, empresa del grupo que preside Jorge Miarnau.  Agrupa los servicios de mantenimiento integral de edificios. Comsa ya ofrecía el servicio de seguridad, pero por motivos legales ha decidido separarlo en una nueva sociedad, según explicaron fuentes de la compañía.  

Una ley de 2014 creó el Registro Nacional de Seguridad Privada, transferido a las comunidades autónomas y que, en Cataluña, controla la consejería de interior. En ella deben inscribirse las empresas que ofrecen servicios dentro de este ámbito, por lo que Comsa ha preferido agruparlo en una sola sociedad, que será la que se inscribirá en el registro.  

La compañía participada por las familias Miarnau (70%) y Sumarroca (30%) ofrece el servicio de seguridad relacionado con la videovigilancia; en ningún caso contrata a guardias de seguridad, aclararon desde la empresa.  

En su 'core business'

Llama la atención la creación de una nueva sociedad en un momento en el que Comsa está negociando la refinanciación con los bancos y uno de los requisitos de la banca es la venta de filiales. Desde Comsa explicaron que este negocio está dentro del core business de la empresa, ya que se enmarca en el área de ingeniería.

La ingeniería, junto con la construcción, tanto de edificios como de infraestructuras viarias y ferroviarias, es la actividad principal de la compañía en los últimos años. En cambio, ha desinvertido en concesiones, como las de los metros de Barcelona y Madrid, y en el negocio aeronáutico (Aritex) y de gestión de residuos.  

En venta

Actualmente, todo lo que no está en su core business está en venta. Es decir, concesiones viarias, ferroviarias, de edificios y aparcamientos; renovables, y lo que le queda de medio ambiente. No obstante, no se prevé que haga más desinversiones este año, aunque sí que cierre la financiación de una deuda de 800 millones antes de fin de año.
 
El grupo Comsa terminó 2015 con una facturación de 1.131 millones de euros, un 8,6% menos que en 2014, y se acercó al equilibrio económico, pasando de 30 millones de pérdidas a 591.000 euros. La compañía espera cerrar 2016 dejando atrás los números rojos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad