Un vehículo de la multinacional de 'carsharing' Zipcar

El 25% de los españoles ya utiliza el ‘carsharing’

stop

El coche compartido es una de las opciones preferidas para reducir el tráfico en las grandes ciudades

Barcelona, 01 de octubre de 2018 (09:41 CET)

Según un estudio de la Agencia Europea del Medio Ambiente y de Ecologistas en Acción, se calcula que 25.000 muertes en España se producen por la contaminación del aire, que viene, en un 50%, de la emisión de gases por el tráfico rodado.

De esta manera, el carsharing se ha convertido en la opción preferida de muchos para evitar los efectos que conlleva un coche. De hecho, según un estudio elaborado por la empresa de renting ALD Automotive, un 25% de la población ya utilizando este método para desplazarse.

El carsharing, que consta de alquilar coches por periodos cortos de tiempo, es una de las grandes apuestas por la movilidad sostenible. En ese sentido, las compañías líderes en el mercado, como Bluemove o Avancar, ya potencian el uso de coches eléctricos en sus flotas.

España se ha convertido en el país europeo líder en el uso de aplicaciones móviles relacionadas con la movilidad

Así lo confirma el director de marketing de Avancar, empresa radicada en Barcelona (y en otras cuatro ciudades del área metropolitana), Tomás Adelantado: “hemos renovado un pacto con Hyundai que nos permitirá en 2019 alcanzar un 30% de vehículos híbridos en nuestra flota”.

Gracias a las nuevas tecnologías, España se ha convertido en el país europeo líder en el uso de aplicaciones móviles relacionadas con la movilidad. Así, el auge de las aplicaciones de transporte alternativo no es exclusivo para el coche compartido: casi la mitad de los usuarios españoles utilizan apps para el transporte público y un tercio tienen instaladas aplicaciones de tráfico en carretera.

Un 31% de los usuarios que eligen formas alternativas al coche privado, para ir al trabajo, van el coche compartido

Es por este motivo que la Semana Europea de la Movilidad (SEM), que tuvo lugar del 16 al 22 septiembre, tiene especial incidencia en España. Según el mismo estudio, España también es líder en el empleo de aplicaciones móvil para el uso de bicicletas públicas, superando en 4% la media europea (8%).

De hecho, entre aquellos que utilizan vías alternativas al coche privado para llegar al trabajo, el transporte público sigue reinando, pues lo eligen el 60% de los usuarios; seguido del coche compartido, con un 31% y de la bicicleta, con un 23%.

El crecimiento del carsharing

Hay que tener en cuenta que, según un estudio de la compañía Global Market Insights, el carsharing ha multiplicado su volumen de negocio en un 2903%, pasando de facturar en 2013 500 millones de dólares a los más de 16.500 en todo el mundo.

De hecho, pese a que las compañías de ‘carsharing’ aún están en números rojos, se prevé que alcancen la rentabilidad el año que viene. Así lo aseguraba recientemente el CEO de Zity, Javier Mateos en una entrevista a FleetPeople: “2018 aún fue un año de adaptación, empezaremos a firmar números negros a partir de 2019”.

¿Cuál es la clave? En la misma entrevista, la cofundadora de Respiro Car Sharing, Inés de Saralegui, afirma que el papel de la administración es clave para introducirse en las ciudades medianas.

Otro claro ejemplo es Avancar: según Adelantado, la estrategia de la compañía, que ya forma parte de la multinacional Zipcar del carsharing,  es crecer en las localidades adyacentes a Barcelona, más allá de la capital: “el coche compartido tiene sentido en ciudades con una alta densidad de población, pocos lugares de aparcamiento y con una buena conexión de transporte público.

Sin lugar a dudas, para Adelantado ell crecimiento del fenómeno del carsharing – compartir el coche, utilizándolo por horas o por días – ha ido de la mano del boom de las apps y de las redes sociales: "la compañía dispone actualmente de más de 25.000 usuarios en activo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad