El Cercle d'Economia alerta de la pérdida de inversiones tras la salida de Derby Hotels

stop

La institución pide nuevas elecciones si no se es capaz de formar un gobierno "con mayoría estable y respetuosa con la legalidad"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas (izquierda), con el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas / EFE

en Barcelona, 20 de noviembre de 2015 (14:57 CET)

La declaración independentista del 9 de noviembre pone en alerta a las instituciones económicas. El Cercle d'Economia ha hecho pública este viernes la preocupación por "los efectos negativos en las decisiones empresariales de inversión así como en localización de sedes corporativas en Cataluña" debido al proceso soberanista. La institución reacciona un día después del anuncio de Derby Hotels del traslado de la compañía a Madrid, avanzada por Economía Digital.

El 'lobby' considera "indispensable y urgente corregir el rumbo de la política catalana" y pide nuevas elecciones si no es posible "formar un gobierno con mayoría estable y respetuosa con la legalidad". El camino iniciado por Junts pel Sí y la CUP "ha tenido desde el minuto uno" un impacto negativo en la economía catalana, lamentan

Inseguridad jurídica

La entidad presidida por Antón Costas critica "la inseguridad jurídica y la incertidumbre empresarial que crea la declaración". "Tendrá efectos altamente perjudiciales para la fortaleza de la economía catalana, la creación de riqueza y la generación de empleo. Pero estos efectos se magnificarían de confirmarse la formación de un gobierno de mayoría inestable, sometido a condiciones de plazo y comprometido con políticas y regulaciones susceptibles de crear una fuerte incertidumbre en las empresas, los inversores y los ahorradores", añade en el comunicado público.

Pese a la denuncia, reconoce la fortaleza y representatividad de las fuerzas soberanistas, pero matiza: "El fortalecimiento no puede ser entendido como un cheque en blanco para alterar de forma unilateral el ordenamiento legal, tal como se ha hecho desde el Parlament. Esa aspiración política es legítima, pero debe encauzarse por caminos democráticos y no a través de la ruptura de la legalidad".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad