El centro de El Corte Inglés en Francesc Macià, en Barcelona. Foto: El Corte Inglés

El Corte Inglés crea una inmobiliaria

stop

Los grandes almacenes lanzan una unidad de negocio para la venta de 95 inmuebles y para la promoción inmobiliaria de terceros

Barcelona, 02 de octubre de 2019 (20:14 CET)

Tras meses con la carpeta deambulando de despacho en despacho, El Corte Inglés se pone manos a la obra con el Project Green, un plan para vender 95 inmuebles repartido por España que hasta ahora gestionaba PwC. Los grandes almacenes han creado una división de Real Estate para gestionar la desinversión así como realizar promoción y gestión de activos tanto propios como de terceros.

En un comunicado, la compañía que preside Marta Álvarez explica que “el Project Green queda subsumido en la nueva unidad de negocio ya que de este modo se conseguirá aportar mayor valor añadido y rentabilidad a cada uno de sus inmuebles”. Así, el mandato hecho a PwC será sustituido por los ejecutivos de una división que liderará Javier Catena, fichado el pasado mes de marzo.

Si bien diversas fuentes del sector han explicado de forma repetida a El Corte Inglés  que el mercado ha recibido con indiferencia el portfolio de inmuebles –que incluye tanto oficinas como centros comerciales y suelos--, El Corte Inglés asegura haber recibido “numerosas ofertas de interés en los últimos meses”.

La intención inicial era la de deshacerse de todo el paquete por un precio que se llegó a valorar en 1.500 millones de euros. No obstante, los planes parecen haber cambiado y ahora la empresa está abierta a escuchar ofertas individuales. También está por ver si, bajo la nueva estructura, alguno de los edificios desaparece del paquete, pues los ejecutivos escogen darle una nueva utilidad.

En total, el portfolio alcanza los 998.000 metros cuadrados de superficie construida y otros 228.000 de terrenos disponibles. El 50% de los centros comerciales, oficinas, aparcamientos y locales se concentran entre Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla.

El Corte Inglés se convierte en promotor inmobiliario

Pero más allá de la venta del Project Green, Catena al fin goza de atribuciones tras meses a la sombre del histórico Carlos Gordovil. La nueva unidad de negocio se encargará de la construcción, promoción y gestión de negocios inmobiliarios también para terceros; tanto de bloques ya construidos como de terrenos.

"La nueva unidad integrará a todas las áreas del grupo relacionadas con la actividad inmobiliaria", explica la nota. Se fusionarán tres divisiones: obras y construcciones, explotación y gestión de activos inmobiliarios y El Corte Inglés empresas. Las dos primeras están formadas por arquitectos, ingenieros y profesionales del mundo de la construcción mientras que la segunda se especializó en la renovación de hoteles y oficinas.

"La operación se enmarca dentro de la estrategia diseñada por Víctor del Pozo, consejero delegado, para dar un mayor valor añadido a los inmuebles y mejorar su rentabilidad", zanja el texto. Una reacción a advertencias como la de Moody's que en un informe emitido el martes alertaba de que los centros comerciales de ciudades pequeñas se convertirían en un agujero para los gigantes del retail, ya fuera por sus malos resultados o por el coste de cerrarlos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad