La bajada de la luz contiene la escalada de precios en marzo. En la fotografía, subestación eléctrica en el barrio de La Estrella, en Madrid. EFE/Ángel Díaz

El engaño de las eléctricas a los clientes ya es un hecho oficial

stop

La CNMC castiga por primera vez a empresas como Endesa e Iberdrola por cambiar el recibo de la luz y el gas sin el consentimiento previo de sus clientes

Economía Digital

La bajada de la luz contiene la escalada de precios en marzo. En la fotografía, subestación eléctrica en el barrio de La Estrella, en Madrid. EFE/Ángel Díaz

Barcelona, 09 de marzo de 2017 (12:00 CET)

Las prácticas abusivas de las grandes eléctricas llevan años bajo sospecha. Pero en los últimos tiempos a las denuncias de asociaciones de consumidores y opinión pública se han unido las de organismos públicos. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de ahora un paso más al sancionar económicamente a los principales grupos del sector por cambiar el recibo de la luz y el gas a sus clientes sin el consentimiento previo de estos.

Aunque el importe de las sanciones es bajo, esta decisión abre la puerta a que el organismo presidido por José María Marín Quemada actúe a partir de ahora directamente contra el abuso frente al consumidor. Las sanciones anunciadas este jueves implican a Endesa (100.000 euros), Iberdrola (30.000), Gas Natural (10.000) y Viesgo (10.000).

Según explican desde la CNMC, el origen de esta multa proviene de siete denuncias de usuarios que llegaron directamente al regulador o a través de las oficinas que los ayuntamientos habilitan para las quejas del consumidor. En ellas los clientes afectados advertían que habían sufrido un cambio en la empresa comercializadora de su contrato de luz o gas sin aviso previo.

Aunque sí es la primera sanción económica por este tipo de prácticas, la CNMC lleva varios años recomendando a las grandes eléctricas españolas que eviten, por ejemplo, la captación de clientes mediante canales de venta domiciliaria o por vía telefónica, sobre todo en los casos de personas mayores y vulnerables. En una guía publicada en 2015 el regulador pide a las compañías que se identifiquen de una manera clara ante el consumidor y que eviten mensajes confusos.

La decisión de la CNMC llega tras varios meses especialmente convulsos para el sector. A pesar de las duras críticas recibidas por la subida del recibo de enero, las eléctricas no han mantenido un perfil precisamente bajo. Entre otros movimientos, en febrero decidieron llevar al Tribunal Supremo el decreto que modifica la metodología del cálculo de los precios para el pequeño consumidor y su régimen de contratación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad