El ex gerente del ACA quiere que Acciona controle activos de Agbar

stop

Antoni Sala presenta un informe técnico para que la gestora de ATLL tome el control de la potabilizadora de Sant Joan Despí

08 de noviembre de 2013 (20:33 CET)

La guerra del agua que mantienen la Generalitat, Acciona y Aguas de Barcelona (Agbar) ha sumado esta semana un nuevo actor: el ex gerente de la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) Antoni Sala Pericas. El ingeniero de caminos ha firmado un informe en el que argumenta que la planta potabilizadora de Sant Joan Despí (Barcelona) tiene que cambiar de manos. De la empresa liderada por Ángel Simón a la multinacional con sede en Madrid.

Funcionario de Aigües Ter Llobregat (ATLL), Sala estuvo en la empresa pública en la etapa final del Govern de Jordi Pujol (CiU) y en el primer Tripartito. Aunque su paso por la cúpula de la compañía no fue lineal. La federación nacionalista despidió al técnico de forma improcedente en 2003. Recibió una indemnización de 320.000 euros que levantó polvareda cuando recuperó su trabajo un año después, cuando ICV-EUiA asumió la cartera de Medio Ambiente en el primer Ejecutivo Tripartito.

Sala era uno de los hombres de confianza de Jauma Solà, director del ACA entre 2004 y 2006, aseguran desde su entorno. Recientemente, ha colaborado con la plataforma Aigua es Vida en lo referente al proceso de privatización de ATLL. Aunque no forma parte del colectivo, les ha asesorado de forma gratuita siempre que sus miembros lo han solicitado, aseguran desde la organización. La plataforma defiende que el servicio tiene que ser público.

Argumentación

Agbar gestiona actualmente la planta potabilizadora de Sant Joan Despí. Forma parte de la red de distribución en baja del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Es decir, las infraestructuras que garantizan que unos cinco millones de personas reciban agua potable en sus hogares.

Sala asegura en el documento de 18 páginas, al que ha tenido acceso Economía Digital, que “dado el carácter estratégico de las instalaciones de producción de agua potable del sistema Ter-Llobregat”, la planta potabilizadora tiene que formar parte del sistema de abastecimiento en alta que realiza ATLL. Es decir, llevar agua potable desde el lugar donde se capta a los depósitos de cabecera de los municipios.

Documento encargado por Acciona

El origen del texto, con fecha 17 de junio, está en la propia concesionaria del servicio. “El presente informe se redacta a petición de la empresa ATLL Concesionaria de la Generalitat [el consorcio liderado por Acciona] con la voluntad de ser presentado en el contexto de los procesos relativos a la revisión de las concesiones de aguas públicas”, afirma en la introducción.

Acciona es quien tiene la gestión de la empresa por 50 años. Aunque la continuidad del contrato de la Generalitat depende del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), ya que la concesión está judicializada.

Área Metropolitana

No es la primera ocasión que la multinacional energética liderada por José Manuel Entrecanales intenta devolver el golpe a Agbar con la gestión del servicio del agua en el Área Metropolitana. La empresa de Simón es quien ha judicializado la concesión de ATLL.

Acciona llevó a los tribunales la creación de la empresa mixta que realiza esta tarea. Lo hizo junto al Govern de Artur Mas (CiU), a pesar de que eso supuso tirarse piedras a su propio tejado. El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), es el presidente de la administración provincial y quien firmó la creación de la compañía cogestionada con Agbar.

Al final, el TSJC archivó la demanda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad