El Govern otorga la Cruz de Sant Jordi a un presunto evasor fiscal

stop

GALARDONES

30 de abril de 2013 (19:29 CET)

Un ciudadano catalán entiende que, cuando se otorga la Cruz de Sant Jordi a alguna personalidad, se ha repasado de forma conveniente su trayectoria, y se considera a esa persona “intachable”. En caso contrario, la sensación que se transmite es de cierta improvisación. Y la Generalitat podría haber cometido un error al otorgar esa distinción a Josep Maria Bosch Aymerich.

Se trata de un ingeniero industrial y arquitecto de 95 años al que se le distingue por su papel como empresario inmobiliario y turístico. Pero también presenta otro perfil: es un presunto evasor fiscal.

Lista Falciani

Bosch Aymerich es, según una investigación del diario El País, uno de los 1.500 nombres que aparecen en una lista de clientes de la filial del HSBC, que difundió el ex empleado del banco suizo en Ginebra, Hervé Falciani, que ha colaborado con la Justicia española.

El empresario aseguró que nunca había tenido una cuenta en ese banco, pero que sí mantuvo una fundación en un paraíso fiscal, en Liechtenstein. De esa forma conseguía ingresar facturas realizadas por todo el mundo. Según El País, el empresario regularizó en 2010 su situación, como apuntó el propio Bosch Aymerich.

Seat en Barcelona

El conseller de Presidència, Francesc Homs, preguntado por esa circunstancia, a la hora de detallar todos los nombres que recibirán este año la Cruz de Sant Jordi, ha asegurado este martes que no lo sabía. “Lo desconozco absolutamente”, ha asegurado.

Pero, ¿quién o qué entidades presentaron el nombre para que recibiera ese galardón? Homs tampoco ha ofrecido una respuesta.

La Generalitat le ha reconocido por su labor como director técnico del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, que fue determinante para que Seat se instalara en Barcelona. También por la creación del Instituto de Estudios Norte-Americanos en Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad