El negocio redondo de Grifols con Novartis: 740 millones anuales

stop

La compañía prevé aumentar un 20% las ventas tras adquirir la unidad de diagnóstico de la firma suiza

Redacción

Unos de los laboratorios de Grífols del centro de fraccionamiento de plasma de Parets del Vallès (Barcelona)
Unos de los laboratorios de Grífols del centro de fraccionamiento de plasma de Parets del Vallès (Barcelona)

11 de noviembre de 2013 (17:42 CET)

Grifols puede haber cerrado uno de los negocios más rentables de su historia. Ha comprado la unidad de diagnóstico de la multinacional suiza Novartis por más de 1.240 millones de euros. Una adquisición con la que la catalana prevé facturar el 20% más al año e ingresar cerca de 740 millones.

Las acciones de la compañía con sede en Barcelona han sido las que más han subido en la apertura de la sesión del Ibex 35 (más de un 2%) tras conocerse la noticia. La compañía que dirige Victor Grifols quiere poner el broche final a la adquisición en el primer semestre de 2014.

Gana músculo comercial en EEUU

La decisión de la multinacional de hacerse con la unidad de diagnóstico de Novartis no sólo le reportará un incremento de la facturación. La cartera de Grifols se ha convertido en la más completa del mercado en cuanto a procesos de análisis de sangre, tal y como ha explicado el director financiero del grupo farmacéutico-hospitalario, Alfredo Arroyo.

Además, con la operación, Grifols gana músculo en uno de sus principales mercados: Estados Unidos. La catalana ha centrado sus esfuerzos comerciales en un país que le reporta el 60% de la facturación total. En estos momentos, las ventas en el extranjero suponen el 95% del cómputo global.

Aumento “moderado” de la deuda

Pero no sólo son beneficios todo lo que rodea a la compra. Grifols también verá incrementado su ratio de deuda. Aunque en palabras de Arroyo, será un aumento “moderado”.

La compañía busca refinanciar en 2014 la deuda que tras la operación con Novartis superará los 3.700 millones. De ellos, 1.120 millones corresponden al crédito puente que ha firmado con BBVA, Morgan Stanley y Nomura para absorber la unidad de diagnósticos de la firma suiza.

A ellos, hay que sumarles 1.792 millones de deuda senior y otros 821 millones de una emisión de bonos anterior.

Absorción de 550 empleados

El pack de la operación incluye patentes, marcas, licencias y derechos comerciales así como la planta de producción de Emerville (California). También se ha quedado con las oficinas comerciales en EEUU, Suiza y Hong Kong.

Arroyo también ha destacado el equipo humano que se incorporará a la compaía: 550 empleados procedentes de Novartis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad