El plan de TVE para el reflote: exportar programas y flexibilizar categorías laborales

stop

Intentará multiplicar los ingresos por cesiones a televisiones extranjeras, que apenas alcanzan los 30 millones de euros al año

15 de agosto de 2013 (22:55 CET)

Radio Televisión Española ha trazado una línea estratégica de negocio para los próximos meses con el objetivo de compensar los recortes en el presupuesto que ha pasado de 1.200 millones a 930 millones en tres años. El ente público, que no puede admitir publicidad, sólo cuenta con una opción para aumentar los ingresos: vender derechos de programas y series a televisiones extranjeras.

Por ello, la planta avanza en la digitalización de todos los contenidos emitidos desde su fundación hace 57 años. La dirección está convencida de que los ingresos por la venta de programas a cadenas extranjeras, que representan unos 30 millones de euros, pudieran multiplicarse en los próximos años.

Éxitos recientes de la cadena como el concurso Master chef y las series Isabel y Cuéntame son algunos de los programas que la dirección considera con posibilidades de exportación, a pesar del marcado contenido local de los dos últimos.

Flexibilización del convenio


La cadena está inmersa en la negociación del convenio colectivo, con el cual la directiva está dispuesta a garantizar que no habrá despidos en los próximos tres años. A cambio, pide a la plantilla acepte la flexibilización de las categorías profesionales.

Los trabajadores de la cadena, unos 6.000, cobran 16 mensualidades al año. Los salarios representan una tercera parte del presupuesto, es decir, unos 310 millones de euros anuales. Pero la dirección no tiene previsto plantear grandes recortes, sino mayor movilidad geográfica y de funciones.

Movilidad costosa

“Un reportero en Segovia no puede cubrir un suceso en Madrid a pesar de la corta distancia. Los traslados tienen un coste desmesurado. La excesiva rigidez hace que un trabajador se niegue a realizar labores sencillas pero que no figuran en su categoría profesional”, explican fuentes de la dirección.

Los directivos aseguran que los contratos de las grandes figuras no serán renovados con las condiciones económicas que disfrutan en este momento. Lo mismo pasará con los convenios con productoras y empresas externas. En general, se les aplica un 20% de recorte.

Los derechos deportivos

La empresa no ha aclarado el aumento que sufrió la partida de derechos deportivos entre 2009 y 2011 durante la gestión de la anterior directiva. El coste (con los partidos de la selección española de fútbol a la cabeza) pasó de 108 millones de euros en 2009 a 153 millones en 2011.

La Izquierda Plural ha formulado una pregunta parlamentaria para conocer las razones del incremento. El grupo socialista también anunció que pedirá explicaciones por la destitución del director económico de RTVE para aclarar si se debió a “malversación de fondos públicos o a una actuación negligente”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad