La torre Agbar, en Barcelona

El regreso de Agbar a Cataluña es un espejismo: se van otras 595 empresas

stop

La fuga de empresas en Cataluña avanza de forma imparable: la comunidad es la que más cambios de domicilio registra en el segundo trimestre

Barcelona, 05 de septiembre de 2018 (12:35 CET)

Agbar ha sido la primera gran empresa en anunciar su regreso a Cataluña después de la fuga de más de 4.000 compañías entre octubre de 2017 y junio de 2018. Pero la noticia no es más que un espejismo con los últimos datos incluidos en el estudio sobre cambios domiciliarios publicado por Informa: otras 595 compañías abandonaron la comunidad autónoma durante el segundo trimestre del año.

La cifra, contrastada con los mismos datos del segundo trimestre de 2017, arroja un crecimiento interanual del 234% en la fuga de empresas de Cataluña. El porcentaje disminuyó un 65% respecto a las 1.695 empresas que cambiaron su domicilio fuera de Cataluña en el primer trimestre de 2018, pero igualmente significa una sangría para las arcas catalanas de más de 627 millones de euros en ingresos.

Cataluña fue la comunidad autónoma con más cambios de domicilio en el segundo trimestre (el 35% del total), seguida por Madrid y Andalucía. Su saldo negativo entre llegadas y salidas también fue el más elevado del país, alcanzando las 471 empresas y siendo la única comunidad que mantuvo esta tendencia negativa en todos los trimestres del último año.

La fuga de empresas crece a un ritmo del 53%

Estos traslados de domicilio de casi 600 compañías catalanas beneficiaron principalmente a Madrid, donde se instaló el 84% de las empresas fugadas durante el segundo trimestre. Valencia y Baleares, con un 7% y un 6% respectivamente, fueron las otras autonomías que más empresas catalanas capturaron en los pasados tres meses.

Dada la disminución de salidas de Cataluña en el segundo trimestre, el número de empresas que trasladó su domicilio en España se redujo un 37% respecto al periodo anterior. No obstante, si se compara con los datos de hace un año, la cifra sigue creciendo a un ritmo del 53%.

El reporte contrasta con la decisión de Agbar de regresar a su domicilio catalán después de mudarse a Madrid apenas una semana después del referéndum ilegal del 1-O. Según el Consejo de Administración de la Sociedad General de Aguas de Barcelona, la situación de "estabilidad económica" medió en su regreso a la autonomía.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad