El retraso en la paga extra de Navidad provoca otra huelga en Unipost

stop

CCOO convoca paros para fin de año y Reyes, a los que no se suma el resto de sindicatos

Barcelona, 22 de diciembre de 2014 (20:50 CET)

El malestar es evidente en el seno de Unipost --controlada por la familia Raventós y Deutsche Post--. Un nuevo conflicto laboral se aproxima y amenaza con entorpecer los envíos previos a Reyes y a fin de año. El detonante ha sido la paga extra de Navidad. Algunos trabajadores, cansados ya de sufrir retrasos en el abono de las nóminas y ajustes en las jornadas laborales, irán a huelga.

El último encuentro entre la dirección y los sindicatos ha finalizado sin acuerdo entre todas las partes implicadas. CCOO y CGT rechazan la propuesta de la compañía, mientras UGT aboga por un pacto y USO se queda al margen. Comisiones Obreras ha decidido, finalmente, convocar una huelga formal para los días 29 y 30 de diciembre y 2, 5 y 7 de enero. Sin embargo, estará sola en su decisión de realizar paros estos cinco días.

Situación límite


"No existe ningún tipo de confianza ni credibilidad en la empresa. El ambiente está muy caldeado por los reiterados incumplimientos y retrasos y más en estas fechas. Algunos trabajadores apenas cuentan con unos mínimos recursos económicos", señala CCOO a Economía Digital.

Y lo mismo piensan en CGT, aunque no compartan la idea de una huelga en estas fechas. "Estamos en contra de que nos paguen tarde, pero creemos que hay que esperar hasta enero para conocer si plantearán un nuevo ERE y, entonces, movilizarnos otra vez. Llevamos cuatro años luchando para que no se vaya nadie de la empresa", explican fuentes del sindicato.

CGT advierte de que la compañía podría estar pensando en recortar la plantilla en cerca de 200 trabajadores. Sigue aludiendo a un exceso de personal, a pesar de la decisión de la Audiencia Nacional, que tumbó el último ERE propuesto por la dirección.

Mayor cartera de clientes


Sea como fuere, lo que no entienden los trabajadores es cómo la empresa sigue retrasando los pagos mientras entran nuevos clientes. La plantilla asegura que el Ayuntamiento de Barcelona trabajará con la compañía este próximo año, al igual que la Diputación y como en su día también hizo la Generalitat, con motivo del 9N. Y no son los únicos clientes, en los últimos meses grandes multinacionales han apostado por la compañía para sus envíos postales, subrayan los sindicatos.

La compañía, por su parte, se ha comprometido a pagar la mitad de la paga extra de Navidad a finales de este año y el resto al cierre de enero. A pesar de que CCOO mantiene su postura de ir a huelga la próxima semana, el grupo insiste en que "se ha alcanzado un acuerdo y cree que se descarta una posible conflictividad en las próximas fechas", aludiendo al pacto con UGT.

Sin embargo, de momento, CCOO sigue en sus trece y anima al resto de sindicatos a seguir sus pasos con la huelga como medida de presión para que la compañía cumpla y se ponga al día en los pagos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad