Enrique Lacalle, presidente del salón Automobile, que se presentará el 11 de mayo. ED

Enrique Lacalle: “Que nadie toque ni la Fira ni Turisme de Barcelona”

stop

El presidente del salón Automobile Barcelona reclama que no se presione a las instituciones que funcionan y que generan riqueza

Manel Manchón

Economía Digital

Enrique Lacalle, presidente del salón Automobile, que se presentará el 11 de mayo. ED

29 de abril de 2017 (13:55 CET)

Enrique Lacalle se reinventa de forma constante. Y consciente de que la evolución tecnológica es imparable, ha reformulado el salón del automóvil para transformarlo en Automobile Barcelona, que se celebrará entre el 11 y 21 de mayo. Pero el presidente del salón tiene un mensaje para las autoridades locales, principalmente para el Ayuntamiento de Barcelona: “Que nadie toque ni la Fira ni Turisme de Barcelona”.

Lacalle asegura que existe un cierto temor en las dos instituciones económicas, que generan riqueza en la ciudad, por un posible intervencionismo de las administraciones.  “Lo que funciona es mejor no tocarlo, ser cuidadosos y dejar que sigan adelante, porque han demostrado ser eficaces y han generado una enorme riqueza a la ciudad”, asegura Lacalle en una entrevista en el programa Converses de la Cadena Cope, en la que participa Economía Digital.

Enrique Lacalle, que forma parte de los dos organismos, en el consejo de administración de la Fira, aunque se le acaba el mandato y no podrá renovarlo, y como vocal en del consejo general de Turisme de Barcelona, insiste en que se debe ser extremadamente cauto con las directrices de dos puntales económicos para Barcelona y Cataluña. Lo dice en un momento en el que se debe decidir la sustitución de José Luis Bonet al frente de la Fira, con un principio de acuerdo, no formalizado, en que sea Miquel Martí, presidente del grupo de transportes y concesionarios Moventia.

Lacalle pide que se deje funcionar sin trabas a la Fira y a Turisme de Barcelona

Será el consejo general de la Fira, quien, en el mes de julio, deberá aprobar el nombramiento. La Fira es un consorcio de titularidad pública, con el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, y la Cambra de Comerç, y se rige a través de una gestión empresarial autónoma, con un consejo de administración formado por empresarios propuestos por el presidente de la Cambra, pero que deben ser elegidos por unanimidad de las tres partes.  Lacalle no da por cerrado el nombre de Martí, y se limita a pedir el máximo consenso.

En el caso de Turisme de Barcelona, la polémica se centra en una pugna con la alcaldesa Ada Colau. El director general del ente de promoción es Jordi William Carnes, nombrado por el anterior alcalde, de CiU en aquel momento, Xavier Trias. El Ayuntamiento de Barcelona no tolera que el organismo quiera impulsar un convenio para promover el turismo sanitario con las patronales de salud.

Esos movimientos soterrados, en los que se pone en cuestión la gestión y las políticas impulsadas por las dos instituciones económicas son los que preocupan a Lacalle, quien, en la entrevista de este sábado ha incidido en que se respete sus principales directrices.

El salón Automobile aprovecha el impacto de las nuevas tecnologías en el coche

Pero Lacalle está plenamente dedicado a la promoción del salón Automobile, que pretende una fusión entre las tecnologías de la información y el mundo del coche. Lacalle ha interiorizado que el Mobile World Congress debe tener continuidad, o que, de hecho, impregna toda la actividad económica, y que los avances tecnológicos se han adaptado a muchos otros ámbitos.

El salón, que depende de Fira Barcelona, busca las princicipales novedades en el sector que pretende aunar la conectividad, el vehículo autónomo, la movilidad inteligente y sostenible y la transformación digital de la industria.

Según Lacalle, “se trata de buscar un espacio común entre la feria convencional con el Mobile World Congress y el salón de la electrónica CES de Las Vegas, y será un punto de referencia mundial, una nueva filosofía de los salones del automóvil que seguro que nos querrán copiar”.

A su juicio, Barcelona puede ganar mucho terreno a otros salones como el de París o Frankfurt. El salón contará con la presencia de las grandes compañías tecnológicas y empresas que han revolucionado el mercado, como Tesla, con su coche eléctrico de alta gama.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad