El presidente de Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellà. La junta directiva de Foment debate este lunes si expulsa a Cecot. /EFE/QUIQUE GARCÍA

Foment del Treball plantea expulsar a Cecot por su deriva soberanista

stop

Foment del Treball debate este lunes el divorcio con la patronal que lidera Antoni Abad por su apoyo al destituido gobierno de Carles Puigdemont

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellà. La junta directiva de Foment debate este lunes si expulsa a Cecot. /EFE/QUIQUE GARCÍA

Barcelona, 06 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Tensión máxima entre Foment del Treball y Cecot. La patronal que preside Joaquim Gay de Montellà debatirá este lunes si expulsa a Cecot, liderada por Antoni Abad, por su apoyo al depuesto gobierno de Carles Puigdemont.

Foment del Treball ha convocado una reunión de su comité y junta directiva. En el orden del día tan sólo se indica que se debatirá sobre la situación de las “asociaciones adheridas”. Pese a que no se hace ninguna mención a Cecot, fuentes de la patronal de Gay de Montellà precisan que se abordará “el divorcio”, o sea, la expulsión de la patronal vallesana de Abad.

Estas fuentes indican que la situación es “insostenible” por los continuos desplantes de Abad y por su deriva soberanista. El pasado febrero, Foment del Treball y Cecot firmaron un acuerdo de paz que acaba de saltar por los aires. Desde la patronal de Gay de Montellà se recrimina a la adherida Cecot que sigan defendiendo a Puigdemont y, especialmente, que se opongan al decreto del gobierno de Mariano Rajoy para facilitar el traslado de sedes sociales de las empresas.

Carta a Luis de Guindos

Cecot envió una carta al ministro de Economía, Luis de Guindos, en la que carga contra el decreto del pasado 6 de octubre para facilitar el traslado de sedes sociales. La patronal de Abad mantiene que esta medida acarreará consecuencias negativas “en más del 90%” de los actores económicos catalanes. Cecot argumenta que el decreto permite que los consejos de administración tomen decisiones aunque estén en contra de “la voluntad explícita de los socios o accionistas”.

Abad ha intentado infructuosamente conseguir el apoyo de Fepime. En la última ejecutiva de esta última patronal, Cecot planteó que se posicionara públicamente en contra del decreto. No lo lograron.

Cecot critica la judicialización del conflicto catalán

La semana pasada, Cecot rechazó el encarcelamiento de Oriol Junqueras y de siete consejeros de la Generalitat. También criticó la judicialización de un conflicto que considera que es de naturaleza política.

En la última edición de su fiesta anual, la llamada “Noche del empresario”, Cecot congregó el 23 de octubre pasado en el Teatre Nacional de Catalunya a centenares de personas entre las que se encontraba el mismo Puigdemont y cuatro de sus consejeros: Josep Rull, Meritxell Borràs, Dolors Bassa y Santi Vila. Una semana después de que todos ellos se fotografiaran junto a Abad, Puigdemont se refugió en Bruselas mientras estos cuatro consejeros acababan entre rejas, aunque en el caso de Vila sólo fue por una única noche.

Patronales catalanas: el pacto de paz entre Foment y Cecot se ha roto por culpa del ‘procés

Las posiciones políticas de Abad han colmado la paciencia de muchos patronos de Foment del Treball. Desde esta última patronal se subraya que Abad ha incumplido el pacto de paz sellado en febrero, por el que Foment y Cecot se comprometieron a “resolver y prevenir dificultades” a favor de la unidad empresarial.

Desde Foment siempre se ha reprochado a Abad que expandiera la actividad de Cecot, con sede en Terrassa, fuera de los límites de la comarca del Vallès. En el acuerdo de febrero, Cecot reconocía la representatividad de las organizaciones dentro de sus respectivos territorios. No obstante, en octubre volvieron a convocar su fiesta anual en Barcelona. Y encima con la presencia de Puigdemont, de cuatro de sus consejeros y de la presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell. Esta última esta procesada por el Tribunal Supremo.

Diferencias políticas

Fuentes de Foment aseguran que el problema no es que la vallesana Cecot convoque actos en Barcelona. No les gusta, pero no romperán por ello. El motivo del divorcio son sus diferencias políticas. Por ejemplo, Foment declinó formar parte de la comisión de diálogo sobre el conflicto catalán impulsada por la decana de los abogados barceloneses, Maria Eugènia Gay, mientras que Cecot es una de las entidades promotoras.

Foment hizo autocrítica en la junta directiva del pasado octubre por haber reaccionado demasiado tarde contra la deriva de Puigdemont. Algunos de sus miembros consideran que “callaron demasiado” en su momento. Ahora quieren cortar de raíz cualquier atisbo de simpatía hacia el depuesto gobierno de la Generalitat. Por este motivo, se oponen a las posiciones de Cecot.

Abad se postuló para presidir Foment en las elecciones previstas para el próximo año. No está claro que entonces Cecot siga adherida a Foment. Este lunes se debate el divorcio, aunque la decisión definitiva puede demorarse hasta la siguiente junta directiva.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad