Josep Sánchez Llibre con una parte de los miembros de la nueva junta directiva de Foment del Treball. /FOMENT DEL TREBALL

Foment se acerca a la Generalitat con Sánchez Llibre

stop

Josep Sánchez Llibre empieza este lunes su mandato como presidente de Foment del Treball con la intención de tender puentes entre política y empresa

Josep Maria Casas

Economía Digital

Josep Sánchez Llibre con una parte de los miembros de la nueva junta directiva de Foment del Treball. /FOMENT DEL TREBALL

Barcelona, 05 de noviembre de 2018 (04:55 CET)

Josep Sánchez Llibre se proclamará este lunes presidente de la patronal catalana Foment del Treball. Es el único candidato que se presentó a las elecciones. Nadie se atrevió a competir con un político que se pasó veinte años en el Congreso de los Diputados, otros cinco en el parlamento catalán y que, incluso, fue senador.

Sánchez Llibre compaginará la presidencia de la catalana Foment del Treball con una de las vicepresidencias de la española CEOE. Con toda seguridad, seguirá ocupándose de las relaciones de la gran patronal con las Cortes españolas. Este fue su cometido con Joan Rosell y lo continuará siendo con Antonio Garamendi después de que éste se sitúe al frente de la CEOE a finales de noviembre.

Llega a la presidencia de Foment como empresario, por ser vicepresidente de Conservas Dani, pero siempre ha sido un político. Y lo continuará siendo. No es de extrañar que uno de los grandes objetivos que se ha marcado como dirigente patronal sea “tender puentes” entre la política y el mundo empresarial.

En su programa electoral, se indica que Foment actuará de forma “proactiva” en la “construcción de espacios de diálogo y distensión”. Constata que la situación política ha creado “incertidumbre” y perjuicios económicos a las empresas. Por ello, anuncia que intentará rebajar la tensión política y dar “tranquilidad jurídica” al mundo empresarial.

Sánchez Llibre creará un departamento de relaciones con las administraciones públicas: tanto las catalanas, como las españolas y las europeas. Incluso asegura que propiciará el regreso a Cataluña de las sedes sociales de empresas que se mudaron con motivo del conflicto independentista. Sin embargo, es consciente que esta última medida requiere tiempo.

Interrelación con Torra y Sánchez

Como presidente de Foment y vicepresidente de la CEOE le tocará lidiar con los gobiernos de Quim Torra y Pedro Sánchez, pero también con las formaciones que están a la oposición.

Incluso su antecesor, Joaquim Gay de Montellà, considera en declaraciones a la COPE que la condición política de Sánchez da “potencia” a la patronal ante la compleja situación política que se avecina.

El nuevo Foment del Treball será muy distinto del que deja Gay de Montellà. Este lunes también se proclamarán los 76 miembros de la junta directiva y se nombrarán a los vicepresidentes.

Salvo sorpresas, los vicepresidentes serán Victoria Guinda, que también actuará como portavoz; María Helena de Felipe (Fepime), Joan Roget (Fedequim), Joaquim Llansó (Cambra de Contractistes) y Baldiri Ros (Iacsi). Sánchez Llibre tiene sobre la mesa una propuesta para aumentar el número de vicepresidentes aunque para ello sería necesario reformar los estatutos. También se crearía un nuevo órgano que funcionaría como ejecutiva permanente.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad