Mikhail Fridman.

Fridman llega a un acuerdo para refinanciar DIA

stop

La compañía controlada por Mikhail Fridman comunica a la CNMV un pacto con todos los acreedores

Barcelona, 25 de junio de 2019 (22:32 CET)

DIA vuelve a salvarse en el tiempo extra. Tras el primer acuerdo con la banca acreedora, tras el del Santander, y amenazar con romper la alianza hace una semana, ya no hay discusión: Letterone, el fondo del magnate ruso Mikhail Fridman, ha comunicado a la CNMV un acuerdo con los bancos acreedores para afrontar la refinanciación de su deuda. El acuerdo es de máxima importancia porque al mismo tiempo desbloquea la ampliación de capital de 500 millones para la compañía.

El grupo de distribución, cuya situación económica apremiaba, ha alcanzado un acuerdo a largo plazo con sus acreedores que garantiza el acceso a 771 millones de euros de liquidez. 

El dinero, según explican en un comunicado, "podrá ser utilizado a lo largo de los próximos cuatro años para asegurar la continuación del negocio y su reposicionamiento para ser competitivo a largo plazo".

Karl Heinz Holland (DIA): "Tenemos ahora la capacidad para afrontar los retos que tenemos"

"El anuncio de hoy refleja la fortaleza, el conocimiento y el compromiso de nuestro accionista de referencia. Estoy agradecido por el apoyo, la confianza en DIA y en nuestro potencial para crear valor a largo plazo", afirma Karl Heinz Holland, consejero delegado de DIA y uno de los hombres de máxima confianza de Fridman.

"Ahora contamos con la capacidad para afrontar los retos que tenemos y construir una gran marca del sector de la distribución. Es mi objetivo actuar de manera efectiva para el beneficio de nuestros clientes, empleados, franquiciados y proveedores”, ha añadido.

La financiación se estructura de la siguiente manera: hasta 600 millones de los accionistas a través de la ampliación de capital, de los cuales 500 serán asegurados por Letterone, tal y como se acordó en la junta de accionista en la que el magnate ruso venció al anterior consejo.

Se incluyen aquí otros 100 millones de euros sujeto a los accionistas minoritarios y "al apetito del mercado", comentan desde la compañía. La otra parte del acuerdo la forman 200 millones a través de un préstamo asegurado por Letterone y 71 millones de los acreedores actuales.

DIA calma a los proveedores

El anuncio despeja la incertidumbre sobre la compañía. DIA, aseguran desde el grupo, "cumplirá con sus obligaciones financieras relativas a los bonos que vencen el 22 de julio" y fija la prioridad en "restablecer el día a día del negocio".

Las dudas sobre DIA volvieron después de que, a pesar de que Letterone había alcanzado un acuerdo con la banca, Letterone amenazara con romper el pacto. Fuentes financieras, no obstante, explicaron a Economía Digital que las conversaciones tenían muchas bases para llegar a un acuerdo. 

“El acuerdo con los acreedores de DIA "pone punto y final a una serie de importantes iniciativas para salvaguardar la compañía y colocarla sobre una base estable para la creación de valor a largo plazo con todos sus grupos de interés", matizan.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad