stop

Gas Natural debatirá este viernes la salida de Cataluña. A Coruña y Madrid son las dos opciones que baraja Isidro Fainé

Barcelona, 06 de octubre de 2017 (13:37 CET)

Gas Natural Fenosa podría ser la siguiente IBEX catalana en abandonar Cataluña como sede social en las próximas horas. La compañía que preside Isidro Fainé, como la gran mayoría de grandes corporaciones catalanes, cuenta con un plan de contingencia para cambiar de sede social, y tiene dos alternativas: Madrid y A Coruña.

La decisión podría tomarse esta misma tarde, como en el caso de Caixabank, que este viernes aprobará su salida en dirección a Palma de Mallorca. Caixabank y Gas Natural comparten máximo accionista, la Fundación Bancaria La Caixa, cuyo presidente es también Isidro Fainé. Pese a que la gasista no corre el mismo riesgo en caso de quedarse en un país fuera del euro, está mucho más internacionalizada y no ha sufrido ni fuga de depósitos ni un gran castigo en bolsa, tambié reunirá a su consejo para analizarlo. 

Gas Natural tiene miedo a un boicot en España y, como han hecho los bancos y otras empresas, ha puesto en la balanza un posible boicot en Cataluña o en el resto de España. Por volumen, prefieren asegurar el resto de España y sacrificar mercado catalán. Gas Natural tiene el 8% de su negocio en Cataluña, por el 40% de España.

Galicia es una región importante en el negocio de Gas Natural, que evitaría así irse a Madrid

La incógnita es dónde iría Gas Natural. Sus oficinas en Madrid son casi tan importantes como las de Barcelona, por lo que, a nivel operativo, tendría lógica. Pero también tiene oficinas en A Coruña, ya que compró la gallega Unión Fenosa, y tiene una importante base de negocio en Galicia, por lo que dicha ciudad se sondea como una opción con muchas posibilidades.

Hay un elemento que no hay que desdeñar, que es el emocional. Irse a Madrid podría ser una ruptura emocional demasiado grande con sus clientes catalanes, algo que también sopesaron el Sabadell y Caixabank, y ambos se decidieron por otras ciudades más cercanas geográficamente y sentimentalmente con Cataluña. Galicia no es cercano a Cataluña pero sí que es una región con una lengua propia y una de las consideradas nacionalidades históricas, por lo que la ruptura sería menor.

Galicia espera a Gas Natural para coser heridas

Para Galicia, la instalación de la sede de Gas Natural sería una gran noticia. No solo por los impuestos que pagaría en A Coruña sino también por cuestiones sentimentales. El mundo económico gallego tiene sensación de pérdida desde la venta de Unión Fenosa a Gas Natural, y sería una manera de recuperar algo de lo que perdieron.

De hecho, la pérdida se inicia a principios de los ‘80, cuando se fusionan Fuerzas Eléctricas del Noroeste (Fenosa) y Unión Eléctrica Madrileña. Pese a que el control lo retiene Fenosa, la sede se traslada a Madrid. En 2005, el Santander, que era su máximo accionista, prefirió venderla a ACS antes que a una oferta impulsada por Amancio Ortega, Caixanova y San José, para regalleguizar la eléctrica. Tres años después, Florentino Pérez se la vendió a Gas Natural.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad