Gay de Montellà se va de la junta de la CEOE y le pitan los oídos

Gay de Montellà se va de la junta de la CEOE y le pitan los oídos

stop

La CEOE convoca elecciones para finales de año sin saber cuándo las realizará la patronal catalana asociada Foment del Treball

Barcelona, 18 de julio de 2018 (15:27 CET)

Las elecciones de la CEOE serán entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre. En la reunión de este miércoles, la junta directiva de la gran patronal española ha aprobado el censo electoral y ha dado el pistoletazo de salida al proceso para nombrar al sucesor de Joan Rosell.

El protagonista de la reunión no ha sido Rosell, ni siquiera su sucesor in pectore, Antonio Garamendi, sino Joaquim Gay de Montellà, vicepresidente de la CEOE y presidente Foment del Treball. Este último no puede seguir el frente de la catalana Foment, al haber cumplido el límite de mandatos, pero se resiste a celebrar las elecciones antes que las de la CEOE.

En la junta directiva de este miércoles, un empresario catalán insistió en la necesidad de que las elecciones de Foment se realicen antes de las de la CEOE. En caso contrario, la nueva cúpula de la CEOE que salga de las elecciones de finales de año se verá obligada a incorporar a representantes catalanes con el mandato caducado.

Rosell afirmó que, como presidente de la CEOE, no podía obligar a ninguna de las organizaciones territoriales asociadas a convocar elecciones. En ese momento, las miradas se dirigieron a la silla que ocupaba Gay de Montellà, pero ya no estaba. Se fue antes de que se formulara la pregunta.

Gay de Montellà se enroca

Fuentes de Foment indican que Gay de Montellà se resiste a convocar las elecciones antes de las de la CEOE –“que sería lo normal y deseable” – para mantener su “influencia” en la cúpula de la gran patronal española “cuando se repartan los cargos”. Gay de Montellà preside en al actualidad la comisión internacional de la CEOE.

Ninguno de los patronos pone en duda que Garamendi será el sucesor de Rosell al frente de la CEOE. Incluso el propio Garamendi reconocía recientemente a Economía Digital que “no hay rival” dispuesto a disputarle la presidencia.

En Foment, nadie duda que Josep Sánchez-Llibre será el próximo presidente, pero Gay de Montellà busca con desesperación un candidato alternativo. Se lo propuso a Carles Tusquets y a Pedro Fontana, pero ninguno aceptó ser su delfín. Patronos de Foment no descartan presionar a Gay de Montellà para que “entre en razón” y convoque elecciones antes que la CEOE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad