Una concentración de trabajadores de iDental en una clínica de Valencia.

iDental se derrumba con una huelga masiva en pleno proceso de venta

stop

iDental, la cadena de clínicas odontológicas, afronta una huelga en toda España por los retrasos en las nóminas y su auditora se niega a firmarle las cuentas

Madrid, 18 de septiembre de 2017 (20:00 CET)

iDental tendrá que buscar desesperadamente unos tres millones de euros para hacer frente a los retrasos en las nóminas si no quiere afrontar una huelga en toda España.

La polémica cadena de clínicas odontológicas se enfrenta a un conficto laboral de máximas dimensiones por el retraso reiterado del pago de las nóminas que ascienden hasta los cuatro meses. Los trabajadores han convocado a una huelga de todas las clínicas para el próximo martes 26 de septiembre para paralizar toda la actividad de la empresa.

Los trabajadores han decidido que el tiempo de negociaciones terminó. Ahora, la compañía sólo podrá detener la huelga si deposita esta semana todas las nóminas retrasadas, una cantidad que se ubica en los tres  millones de euros. Sólo en las clínicas de Valencia la compañía ha reconocido deudas de casi medio millón de euros.

Algunas clínicas en España como las de Valencia ya han cerrado sus puertas con concentraciones de protesta y está prevista en los próximos días otra manifestación frente a los centros de Málaga.

iDental, que cuenta con unos 2.500 trabajadores en toda España, ha pedido paciencia a los trabajadores con la promesa de que los nuevos compradores (unos fondos de capital riesgo) inyectarían dinero para sus nóminas.

iDental sólo evitará la huelga si paga unos tres millones en nóminas retrasadas

Ahora, iDental ha hecho advertencias a la plantilla de que si secundan la huelga podrían poner en riesgo la viabilidad de la empresa y quedarse sin empleo. Pero con entre tres y cuatro meses de retraso, la paciencia de los trabajadores ya llegó al límite.

“No hay opciones. Han incumplido todos los plazos y todos los acuerdos. O pagan con un talón confirmado o todas las clínicas irán a la huelga”, explicó a este diario Luis Álvarez, representante de Comisiones Obreras.

Las cuentas sin aprobar

El conflicto laboral era el último drama que faltaba a la compañía dirigida por el empresario Antonio Javier García Pellicer. iDental enfrenta además una ola de demandas por mala praxis en media España y ha tenido que fichar a personal de seguridad para evitar agresiones por parte de clientes que se sienten estafados.

La compañía todavía no ha publicado las cuentas del año 2016 en el Registro Mercantil. Una de las razones por las que no ha hecho públicas las cuentas del año pasado es que su auditor, PriceWaterhouse, se niega a aprobar los estados financieros tal como han sido presentados por la compañía, según explican fuentes cercanas a iDental.

Evo, la entidad que financia los tratamientos, también ha comenzado a sufrir las consecuencias de su sociedad y recibe una ola de quejas solicitando la cancelación de los créditos por mala praxis o por trabajos odontológicos no realizados. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad