Juan Roig, presidente de Mercadona.

Roig (Mercadona) exprime sus negocios familiares al calor del ladrillo

stop

Juan Roig explota sus sociedades Ciudadela-Nort y Licampa 1617 para seguir ganando dinero fuera de Mercadona

Barcelona, 28 de junio de 2019 (04:55 CET)

Juan Roig puede afirmar que en 2018, incluso sin tener en cuenta a Mercadona, le salieron los números. El presidente de la cadena de supermercados cerró con beneficios el ejercicio gracias a dos de sus firmas patrimoniales: Licampa y Ciudadela-Nort

Roig utiliza estas sociedades para llevar a cabo negocios inmobiliarios. Ciudadela-Nort se dedica a la adquisición y gestión de acciones, así como a la compra de fincas rústicas y el desarrollo de actividades agrícolas, principalmente.

Licampa 1617 (acrónimo de campeones de liga 2016-2017 del Valencia Bàsket), en cambio, es la sociedad patrimonial creada con el objetivo de promover la construcción en València de un Arena, un espacio para eventos musicales, artísticos y deportivos. Se trata de una compañía cuyo objetivo es desarrollar las iniciativas de mecenazgo de los Roig, la actividad que se desvincula de la estrictamente empresarial de Mercadona.

Esta sociedad presentó el verano pasado ante el Registro de Entrada del Ayuntamiento de València la documentación y dossier del proyecto con el fin de que se presentara en pleno municipal para conseguir el respaldo del consistorio. La inversión prevista para el proyecto es de 192 millones de euros y el impacto, en cifras de PIB, es de 10 millones de euros por año.

Un millón de euros de beneficios

Los resultados de ambas sociedades, que suman un patrimonio superior a los 80 millones de euros, dejaron un resultado conjunto en 2018 cercano al millón de euros de beneficios. Los resultados de una y otra, no obstante, fueron la cara y la cruz: Ciudadela-Nort registró más de 1,16 millones de beneficio neto y Licampa arrojó pérdidas poco significativas.

Roig aprovechó 2018 para inyectar dinero en las compañías. Amplió capital en Licampa 1617, S.L. por importe de 2,4 millones de euros en noviembre y un mes más tarde realizó aportaciones a Ciudadela Nort por valor de 3,6 miles euros, con el objetivo de satisfacer compromisos e inversiones.

Tanto Licampa como Ciudadela-Nort dependen directamente de otra sociedad de Roig: Finop SL. Esta firma, en la que se mantiene una participación importante en Mercadona, formalizó con el Valencia Basket Club un crédito superior a los 12 millones de euros a tipo de interés de mercado, con vencimiento en diciembre de 2019.

 Licampa y Ciudadela-Nort tienen más de 80 millones de patrimonio

Ambas sociedades están participadas por personas de confianza de Roig, como Francisco López Rozalén, que ha ocupado cargos relevantes como el de director de compras de frutas y verdudas de Mercadona y responsable de la construcción de bloques logísticos.  

Los resultados de las compañías inmobiliarias de Roig se desglosan en la mercantil Finop SL, en la que al mismo tiempo se detallan las participaciones y resultados de otras participadas.  La más destacada es Irmadona Supermercados, la sociedad lusa que Mercadona utilizará para operar en Portugal, país escogido para dar el salto internacional.

La sociedad, con domicilio en Oporto, no ha iniciado su actividad — empieza a operar este mes de julio—, pero en el último ejercicio cerró con fondos propios por 220.795 miles de euros, pérdidas de 27.098 miles de euros y pérdidas de explotación de 26.927 miles de euros. 

Los otros negocios de Roig: inversiones y startups

El inmobiliario no es el único sector en el que se fija el presidente de Mercadona. Durante 2018, de acuerdo a la información facilitada en el portal especializado Web Capital Riesgo, Roig llevó a cabo 67 nuevas inversiones, algunas de ellas a proyectos de Lanzadera, la incubadora de startups que también es su propiedad y que está capitaneada por Hortensia Roig, una de sus cuatro hijas. 

El dueño de Mercadona canaliza estas operaciones a través de Angels Capital, la sociedad desde la cual invierte en algunas de las startups que forman parte del proyecto Lanzadera, también de su propiedad.

El sector de estos proyectos es muy variado —van desde una cadena de comida asiática a biotecnología hasta una firma de videojuegos— y el valor de su cartera es cercana a los 30 millones de euros.

Desde Angels también se invierte fuera de Lanzadera. Su sociedad de inversión se alió recientemente con Grupo Zriser, de la familia Serratosa, una de las sagas más adineradas de la Comunidad Valenciana, con un patrimonio cercano a los 170 millones de euros.

Ambos acordaron llevar a cabo una inversión de 250.000 euros en Flamingueo, una empresa de artículos de moda y complementos liderada por jóvenes que viven un dulce momento: llevan vendidos más de 60.000 artículos desde 2016.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad