Koplowitz se diluye en FCC hasta que devuelva 160 millones a Slim

stop

Los 26,6 millones de acciones suscritas por la empresaria en la ampliación de capital, a través de Nueva Samede 2016, quedan en prenda del préstamo que le otorgó el magnate mexicano

Esther Koplowitz sigue haciendo encaje de bolillos con su participación en FCC

Madrid, 08 de marzo de 2016 (01:00 CET)

El empresario mexicano Carlos Slim podría haber actuado de una manera más agresiva con Esther Koplowitz en su toma de control de FCC, iniciada a finales de 2014. Pero prefirió hacerlo poco a poco, de forma pausada. Sin hacer sangre.

Al final, el resultado será el mismo que se barruntaba, que acabará quedándose con el grupo de construcción y servicios, corrigiendo la posición de la empresaria, cada vez más diluida.

Entonces, pactó con la empresaria que no superaría el 29,9% del capital en la constructora hasta 2020. Pero el pasado 5 de febrero todo cambió. Slim renegociaba con Koplowitz el acuerdo que, en noviembre de 2014, facilitó su desembarco en FCC.

Sabedor Slim de que la empresaria no podría hacer frente a los 160 millones de euros que debería aportar para suscribir los 26,62 millones de acciones y mantener el 22,5% del capital en FCC, y que sería él mismo el que se los facilitaría, el inversor azteca eliminaba ese límite del 29,99% del capital para lanzar una opa.

Misma deuda personal un año después

Ahora, Esther Koplowitz vuelve a deber los mismos 1.000 millones de euros que debía en noviembre de 2014 (840 a BBVA y Bankia y 160 a Slim), pero gana tiempo con la esperanza de que FCC se recupere y, sobre todo, vuelva a repartir los ansiados dividendos con los que, hasta 2012, pagaba los intereses del histórico préstamo personal que las dos entidades financieras le habían otorgado.

Si los dividendos no llegan, en 2020 la empresaria volverá a tener los mismos problemas financieros que, entre 2013 y 2014, estuvieron a punto de dejarla sin las acciones en FCC, con la amenaza de las dos entidades acreedoras de ejecutar las garantías sobre ese préstamo.

Matiz clave

El matiz que se introduce ahora es que Slim ya cuenta con quedarse con esos 26,62 millones de acciones representativas del 7% del capital de FCC que Esther Koplowitz, a través de Nueva Samede 2016, ha suscrito en la reciente ampliación de capital.

Inversora Carso y su filial Control Empresarial de Capitales, las dos sociedades a través de las que Slim ostenta ya el 3,84% y el 25,65%, respectivamente, del grupo constructor, lo dejan bien claro en el anuncio de opa remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Prenda

"Inversora Carso considera que debe atribuirse la participación de Nueva Samede 2016. Dicha atribución deriva del crédito concedido para la suscripción de 26.626.480 acciones, representativas del 7,029% del capital de FCC en el marco de la ampliación de capital. Nueva Samede, para garantizar sus obligaciones del crédito, debe constituir una prenda sobre la totalidad de las citadas acciones de las que es titular en FCC en favor de Inversora Carso", se apunta en la oferta realizada por el empresario mexicano.

De esta manera, hasta que Esther Koplowitz no devuelva esos 160 millones de euros que adeuda a Carlos Slim, verá diluida su participación en FCC al 15,4%, equivalentes a los 58,6 millones de acciones que la empresaria acreditaba antes de la última ampliación de capital.

Cotización a precio de opa

De momento, con la subida registrada en el primer día de cotización de los nuevos títulos hasta recuperar el nivel de los 7,6 euros por acción ofrecidos por Slim en la opa, las acciones suscritas por Koplowitz, a través de Nueva Samede, valían 40 millones más de lo que había pagado por ellas, por encima de los 200 millones de euros.

Una cotización con la que la empresaria cubriría el préstamo de Slim, pero no lo que adeuda a BBVA y Bankia. A ese precio, los restantes 58,6 millones de títulos, con los que ahora controla el 15,4% de FCC, capitalizarían por poco más de 446 millones de euros, poco más de la mitad del principal que adeuda a las dos entidades financieras.

Bill Gates, todavía en minusvalías

Aparte de Slim y de Koplowtiz, Bill Gates, el fundador de Microsoft se mantiene, según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), como el tercer máximo accionista FCC, con el 5,736% que acredita desde octubre de 2013.

Un porcentaje que le llevó a pagar 57 millones por 7,6 millones de acciones en la ampliación de diciembre de 2014 y que, ahora, le habría llevado a desembolsar, cerca de 41 millones para suscribir los casi 6,8 millones de acciones que le correspondían.

Casi 100 millones aportados en las dos ampliaciones que se suman a los 108 millones que desembolsó en octubre de 2013 cuando entró, por primera vez en el capital de FCC. Con la actual cotización, los 21,73 millones de acciones de Gates capitalizarían por 165 millones. Todavía con minusvalías del 20%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad