La ciudad financiera de Banco Santander va hacia la liquidación

stop

LOS BOTÍN, ARRENDATARIOS HASTA 2048

Nuevo propietario de la Ciudad Financiera del Banco Santander, en Boadilla del Monte (Madrid)

en Barcelona, 16 de marzo de 2015 (22:53 CET)

La ciudad financiera de Banco Santander va a liquidación. El juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid, encabezado por Javier Yañez, ha decidido subastar al mejor postor la sede corporativa de la entidad de los Botín, situada en la localidad de Boadilla del Monte (Madrid). Esta es la única alternativa que le ha quedado al administrador concursal, el bufete Lexaudit & Concursal, para intentar recuperar los 1.900 millones de deuda financiera que arrastraron a la quiebra a Grupo Marme, la empresa propietaria del recinto. 

Lo curioso de este concurso de acreedores es que el arrendatario, Banco Santander, no forma parte del pool de entidades que prestaron capital a Marme para hacerse con el recinto de oficinas madrileño en 2008. La quiebra de Ciudad Santander pilló los dedos a RBS; a los alemanes HSH Nordbank, Deutsche Postbank y Bayerische Landesbank; a la entidad austríaca Raffeisen Zentralbank y a la holandesa ING. El banco español con mayor exposición en el proceso es Caixabank

El activo duplica al pasivo arrastrado 

Antes de que los gestores de Marme llevaran los libros en los juzgados, en marzo de 2014, la banca extranjera inició la retirada de la sociedad. Cinco fondos de inversión compraron unos 400 millones del préstamo sindicado con descuentos que casi llegan al 30%, indican fuentes conocedoras de la operación. 

Ellos serán los que saquen mayor ventaja del proceso de liquidación, añaden los mismos interlocutores. El pool de acreedores prevé recuperar sin demasiadas complicaciones el montante total de la deuda con la subasta. La última tasación del activo eleva su valor hasta los 3.500 millones, casi el doble que el pasivo. 

Inversores privados muestran su interés 

Ya se han acercado al juzgado varios inversores privados interesados en adquirir un recinto al que acceden 2.000 empleados cada día. El descuento que presumiblemente se aplicará en la subasta es la parte más atractiva de la operación. Además, Banco Santander tiene un contrato de arrendamiento vigente hasta 2048 para ocupar el recinto de Boadilla del Monte. 

Los inversores Derek Quinlan y Glenn Maud crearon Grupo Marme en 2008 con el único objetivo de comprar la propiedad de la Ciudad Financiera a Banco Santander por 1.900 millones. El precio de la operación ya era atractivo en ese momento, pero la crisis financiera atrapó a la firma quebrada. La empresa tenía dificultades para cumplir con sus obligaciones con la banca desde 2011. 

La ciudad financiera, garantía del préstamo sindicado 

Las entidades del pool preferían presentar el concurso y declarar la liquidación ordenada del activo antes que ejecutar las garantías hipotecarias, que revierten sobre el propio inmueble, añaden otras fuentes conocedoras de la operación consultadas.

Quinlan y Maud fueron cesados el pasado agosto como responsables de la concursada. Tanto de la matriz, Marme Inversiones, como de otras dos sociedades vinculadas: Delma Projectontwikkeling BV y Ramblas Investments BV. Ambas, con sede social en Amsterdam (Países Bajos).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad