La DGT esconde el fraude de Volkswagen en su carta a los afectados

stop

El Gobierno informa por carta a los 680.000 españoles que conducen coches diésel de VW manipulados de que pueden pasar por el taller, pero 'disfraza el engaño masivo', según Facua

Jorge Fernández Díaz, ministro en funciones de Interior, / EFE

Barcelona, 17 de mayo de 2016 (13:26 CET)

El lenguaje formal a menudo abusa de tecnicismos y eufemismos para mantener la corrección, pero éstos también pueden utilizarse para dar una versión concreta de la realidad y defender determinados intereses. Esto último es lo que, según Facua-Consumidores en Acción, hace la DGT con Volkswagen y el fraude de las emisiones.  

La Dirección General de Tráfico está enviando cartas a los más de 680.000 conductores españoles que conducen vehículos con los motores diésel que manipulan las emisiones de NOx para informarles de que ya pueden pasar por el taller. Estos motores llevan instalado un software que engaña a los controles de emisiones, con lo que los coches contaminan mucho más de lo que deberían.  

En la carta, que puede leerse en este enlace, la DGT califica la instalación del software de "incidencia" y convierte el fraude en "instalación de un software que optimiza los valores de la emisión de óxidos de nitrógeno (NOx) en el banco de pruebas".  

Información sesgada  

La DGT destaca también en la carta que la "incidencia" no presenta ningún perjuicio para la seguridad, mensaje que VW ha difundido hasta la saciedad. Sólo al final del texto, después de este apunte, va al mensaje que realmente es el objetivo de la carta: informar al conductor de que debe pasar por el taller para "realizar la medida de servicio a la que se refiere el comunicado adjunto".  

La misiva, bastante corta, no concreta si la reparación es o no obligatoria ni advierte sobre las condiciones de la misma: que los vehículos no pierdan potencia ni se modifique su consumo.  

"Defensa intolerable" de VW  

Facua ha denunciado que la DGT, organismo dependiente del ministerio del Interior "responsable de aplicar la política vial" en España, "disfraza el engaño masivo a cerca de 700.000 consumidores españoles", por lo que considera la carta "inaceptable".  

La organización cree que el ejecutivo español está tomando partido a favor de VW, grupo al que pertenecen las marcas Seat, Audi y Skoda: "Es intolerable la defensa que el Gobierno está haciendo de la multinacional desde que estalló el escándalo en septiembre de 2015, protegiendo sus intereses por encima de los de los consumidores afectados".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad