La empresa fantasma de los Raventós en Madeira

stop

La familia disuelve una sociedad portuguesa tras dos años y medio en el consejo de Unipost

Xavier Alegret

Panorámica de Funchal, capital de la isla de Madeira, donde tienen sede muchas empresas gracias a su fiscalidad / EFE
Panorámica de Funchal, capital de la isla de Madeira, donde tienen sede muchas empresas gracias a su fiscalidad / EFE

Barcelona, 28 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Unipost es un misterio. Empezando por la viabilidad, que la familia Raventós es incapaz de encontrar, lo que está repercutiendo negativamente de nuevo en la plantilla, con retrasos en las nóminas. Y terminando por su accionariado, que oculta hasta a sus auditores, como destapó Economía Digital.  

El grupo postal privado está controlado por los Raventós, pero a mediados de 2014 entró en su consejo una empresa portuguesa: Patinage Consultadoria e Marketing Lda. Tras dos años y medio, y varias consultas de este medio para preguntar por esta sociedad con sede en Madeira, se ha disuelto.  

El representante de esta sociedad en el consejo de la empresa postal es el abogado barcelonés Salvador Ferran Pérez-Portabella, según informó en su día al Registro Mercantil. No obstante, Ferran ya era consejero de Unipost años antes de empezar a representar a esta empresa portuguesa.

Los beneficios fiscales de Madeira  

Patinage Consultadoria e Marketing Lda tiene su sede en Funchal, capital de la isla de Madeira. Esta isla pertenece a Portugal pero es autónoma y tiene sus propias reglas fiscales. A pesar de que no está en la lista negra de paraísos fiscales, Madeira ofrece unas ventajosas condiciones a las empresas allí radicadas, como un impuesto sobre el beneficio del 5%.  

De hecho, la fiscalidad de Madeira le ha valido críticas a Portugal en los últimos años. Hace unos meses, el gobierno de Antonio Costa abrió la puerta a terminar con el régimen fiscal de Madeira, pero siempre que el resto de países europeos con centros offshore hiciera lo mismo. De momento, todo ha quedado en promesas.

Según los informes a los que ha tenido acceso este medio, Patinage Consultadoria e Marketing Lda estaba participada por los propios Raventós. Hasta 27 miembros de la familia tenían pequeñas participaciones, empezando por el director general de Unipost, Pablo Raventós. A su vez, la sociedad tenía una participación en el grupo postal.  

Los Raventós no responden  

Tras consultar estos informes, Economía Digital se puso en contacto con el grupo postal para saber qué participación tenía la sociedad con sede en Madeira en Unipost y preguntar para qué tenían dicha sociedad. Los Raventós no respondieron ni en octubre ni a principios de este mes, cuando, con nuevos datos, volvimos a contactar con Unipost.  

Dos semanas después, dos agencias de información empresarial con presencia en Portugal, Einforma y Racius, comunicaron la disolución de Patinage Consultadoria e Marketing Lda. Unipost rechazó de nuevo comentar nada sobre esta sociedad y su disolución.  

La empresa portuguesa de los Raventós tenía unos activos de cinco millones de euros y no registraba actividad. Su única función era tener las acciones de Unipost y tenía un solo empleado. En los últimos tres años, a los que ha tenido acceso este medio, no pudo beneficiarse de la ventajosa fiscalidad de Madeira para los beneficios empresariales, ya que registró pérdidas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad