La UDEF certifica que Acciona desvió como mínimo 20 millones en el 'caso Zaragoza Plaza'

stop

La policía afirma que el grupo de infraestructuras consiguió la adjudicación de forma irregular

El presidente de Acciona, Entrecanales | ED

28 de septiembre de 2014 (19:28 CET)

Las irregularidades del caso Zaragoza Plaza se empiezan a concretar. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) establece en un primer informe que el dinero público que desviaron los directivos de Acciona sólo con la adjudicación de la primera fase de la obra de la capital de Aragón llega a los 20 millones de euros. Esta cantidad supera de lejos los 13 millones que cifró inicialmente el Juzgado de Instrucción 1 de la capital aragonesa. El actual gerente de la empresa semipública Plaza, Jesús Andreu, elevó a 104 millones el desfase a raíz tras el informe firmado por una consultora privada.

La policía judicial basa el cálculo en la documentación encontrada en el ordenador del predecesor de Andreu en el cargo, José Ricardo García Becerril. Entre los informes confiscados, la UDEF ha localizado un Excel en el que la concesionaria “prevé un presupuesto de ejecución por contrata y sin IVA a cargo de Plaza para la fase 1 de 83.057.286,04 euros, cuando la adjudicación se había realizado prácticamente por unos 20 millones de euros menos”.

Plusvalía de 365 millones

Los directivos de Acciona, que construía la plataforma logística de Zaragoza a través de una UTE con la empresa Mariano López Navarro SL (MLN), no se limitaron a hinchar las facturas una vez conseguido el contrato. La investigación otorga una gran importancia a otros documentos que poseía García Becerril en los que queda claro que la concesionaria había presupuestado “todas las obras, presentes y futuras, que va a acometer la UTE Acciona-MLN”. Incluso las que “no se habían comenzado a tratar por el consejo de administración de Plaza y no existía decisión sobre su procedencia dentro del polígono”.

La relación total de los proyectos “concluye que la UTE realizaría obra por un importe de 243,72 millones”. En ese momento, el año 2003, Acciona y MNL ya estimaban que “se iba a superar con creces el presupuesto de adjudicación de la primera y segunda fase prácticamente en un 150%”. Es decir, incluía una plusvalía a su favor de 365,58 millones.

Incluso ha localizado un correo en el que el director técnico de la empresa semipública, Miguel Ángel Pérez Cervantes, reconoce que en el modificado para ejecutar los movimientos de tierra de la adjudicataria, Plaza era muy generosa con los privados: “...le estamos dando a la UTE (en parte a cambio de otras cosas) 2,5 millones sólo en este punto”, indica el ejecutivo en un correo electrónico remitido a García Becerril.

Directivos imputados


El responsable del grupo de los Entrecanales en la zona en ese momento, José María Jordán, es quien firma el documento en el que la UDEF indica que “se percibe claramente que la verdadera dirección del proyecto Plaza se sitúa en la UTE, que es la que determina los proyectos que se van a afrontar”. Las irregularidades también han salpicado al sucesor de Jordán en el cargo, Miguel Ángel Bretón, y al ex presidente de Acciona Infraestructuras, Pedro Martínez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad