Las empresas españolas pierden 2.460 millones por elegir mal a sus directivos en el extranjero

stop

PROBLEMAS EN LA EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Las acciones de Aena empezaron a cotizar el 11 de febrero

en Barcelona, 04 de febrero de 2015 (20:36 CET)

Las empresas españolas han salido al extranjero durante la crisis económica. De hecho, un 70% de la facturación de las compañías españolas que cotizan, 391.349 millones de euros, ya proviene de la actividad desarrollada fuera de nuestras fronteras y el número de empresas con actividad en otros países, 4.183, se incrementa cada año. No obstante, esas aventuras no siempre salen bien. Y eso, tiene un coste.

La consultora Talengo afirma que las empresas españolas han perdido 2.460 millones de euros en los últimos tres años por haber elegido mal a los directivos que capitaneaban sus planes de expansión en el extranjero. El informe indica que cada misión de un ex patriado fracasada se cifra en 300.000 euros.

Repercusiones

"La forma en que se selecciona a los directivos que lideran proyectos en el exterior no se ha profesionalizado lo suficiente como para mejorar sus ratios de éxito", considera la consultora. Sus datos reflejan que el 41% de las operaciones de expatriación que se realizan resultan fallidos, de manera que la empresa tiene que volver a buscar un sustituto.

No fichar a la persona adecuada repercute de muchas otras formas en las compañías. Las firmas deberán abrir un nuevo proceso de búsqueda que paraliza el arranque de la operación durante meses; también supone un daño para la la imagen de marca; etc.

Errores comunes

El estudio muestra que la repatriación forzada en compañías de otros países es de un 23% frente al 41% español. ¿Cuáles son los principales errores? En España se da un peso excesivo a la confianza a la hora de expatriar profesionales. "Creemos que para transmitir nuestra cultura corporativa y nuestros valores necesitamos a alguien que sea de la cuerda de la dirección, aunque no sea el profesional más adecuado para el puesto". El informe sitúa el porcentaje de fracaso: 29,5%. Los casos analizados muestran que este tipo de decisiones han generado 725,7 millones de euros en pérdidas a las empresas españolas.

Otro error muy común es el de expatriar al experto técnico que es el único que tiene el conocimiento específico en la operación. En el mundo se tiene la visión de que los profesionales españoles son técnicamente excelentes y eso ayuda a la hora de conseguir contratos pero eso no signifca que el directivo tengra las capacidades comerciales necesarias para abrir o crear un mercado. Porcentaje de fracaso: 18,3%; pérdidas: 450,18 millones de euros.

El informe señala que el tercer error más común es creer que el éxito en una operación garantiza que el profesional sirve para cualquier país (13,5% de las veces). Se dan otras casuisticas curiosas, como escoger al candidato porque es el único que se presenta o pensar que el idioma no es importante.

Errores comunes % fracasos que causan
Expatriar a la persona de confianza de la dirección 29,5
Expatriar al experto técnico que tiene el conocimiento específico en la operación 18,3
Creer que el éxito en una operación garantiza que el profesional sirve para cualquier país 15,2
Elegir al expatriado sólo porque haya levantado la mano 8,7
Pensar que el idioma no es un problema 7,4
Formar en temas culturales al expatriado olvidando los aspectos de negocio 6,5
Poner el foco en aspectos concretos salariales y legales de la contratación y dejar al azar la adaptación cultural 5,3
Expatriar al que no tiene cargas familiares porque es más barato 3,5
Fichar a un profesional de la competencia en el país de destino sin valorar su ajuste a la cultura corporativa 2,9
No planificar la repatriación 1,8
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad