Las start ups de Barcelona se pelean por un talento escaso

stop

Aunque reconocen la existencia de una buena cantera de profesionales, los emprendedores de la capital catalana advierten de la feroz competencia por hacerse con los mejores y la falta de especialización en nuevos perfiles

Pablo Jiménez

Un grupo de jóvenes emprendedores en un evento para compañías tecnológicas, en Barcelona
Un grupo de jóvenes emprendedores en un evento para compañías tecnológicas, en Barcelona

Barcelona, 15 de febrero de 2016 (01:00 CET)

El sector digital de Barcelona y alrededores no ha dejado de crecer en los últimos años. A la llegada de grupos punteros del extranjero, se ha unido la creación de compañías emergentes que han logrado consolidar su modelo de negocio y aumentar progresivamente la plantilla. En este proceso, uno de los mayores retos es la captación de talento.

Todos los jóvenes empresarios consultados por este diario, coinciden: Barcelona y Cataluña cuentan con profesionales de alto nivel para cubrir la creciente demanda altamente cualificada. Pero la oferta es escasa y las necesidades de las empresas, cada vez mayores.

Hasta 700 vacantes

El portal JobsBcn.com, que agrupa todas las vacantes del sector emprendedor de la ciudad, cifra en 700 los puestos de trabajo hoy en día disponibles. Lo que supone un crecimiento del 75% desde el verano pasado, cuando la plataforma detectó unas 400 vacantes procedentes de 350 empresas diferentes.

En su última actualización, correspondiente a enero, JobsBcn.com señala a King como la compañía que más está contratando a día de hoy. La creadora del exitoso juego Candy Crush, con sede en la capital catalana desde julio de 2012, busca ahora mismo 43 profesionales, en su mayoría ingenieros y desarrolladores de software.

Grandes nombres locales

Le siguen en este ránking Social Point (28 vacantes), una empresa fundada por dos ingenieros catalanes en 2008 y que hoy lidera el desarrollo de juegos para Facebook; Trovit (19), el portal de anuncios clasificados; y Typeform (16), que ha reinventado los formularios online en el entorno móvil. Los puestos altos de la lista los completan firmas internacionales que en los últimos años han abierto sede en Barcelona, como Skyscanner, Criteo y Midokura, entre otras.

"El ecosistema está creciendo", resume Miquel Martí, director de Barcelona Tech City, el clúster tecnológico que pretende convertirse en el interlocutor principal del sector ante la administración pública y los inversores extranjeros. En su último informe, esta asociación sitúa en 12.000 los profesionales digitales empleados en las firmas de la ciudad.

"El talento bueno está ocupado"

¿Pero qué trabas se encuentran las start ups que quieren ampliar su plantilla? Jaume Gomá, consejero delegado del 'súper' online Ulabox (50 empleados), señala dos factores críticos. Por un lado, la dificultad para encontrar los nuevos perfiles necesarios ("no hay carreras, como tal, en Marketing Digital o Data Science", señala) y la altísima competencia para captar a los mejores. "El talento bueno está ocupado".

Y es que la realidad del mercado es tozuda. Las grandes corporaciones acostumbran a ofrecer salarios bastante más altos que las compañías emergentes, lo que dificulta retener o incorporar a los que destacan en cada puesto.

La competencia positiva

El emprendedor holandés Marc Zinck, que llegó a España en 2012 para montar la firma de comercio electrónico SubastaDeOcio.es (45 empleados), coincide en este análisis. Aunque, a partir de su experiencia, lo matiza desde un punto de vista positivo. "Tengo gente que se ha ido a King o Wallapop, pero también otros que han venido de ahí", asegura.

Para todas las fuentes consultadas para este artículo, la presencia de grandes compañías internacionales en la ciudad no deja de ser una excelente noticia. Porque pone cara al crecimiento del sector y porque ayuda a formar profesionales que tirarán hacia delante estos u otros proyectos. "El talento es como una piscina; y estas empresas hacen la piscina cada vez más grande", resume Zinck.

Procesos de contratación

El proceso de captación es otro de los grandes quebraderos de cabeza para las start ups que despuntan. La importancia de una buena red de contactos o networking es crucial, sobre todo en los primeros años de estas compañías. Sin embargo, llega un punto en que ésta, a pesar de seguir siendo relevante, se hace insuficiente. 

"A partir de los diez empleados has de empezar a profesionalizarte", señala Joel Vicent, máximo responsable de la fintech Captio (50 trabajadores). Esto supone externalizar esta tarea a firmas especializadas o, llegado el momento, incorporar a la plantilla a alguien dedicado en exclusiva a la gestión de los recursos humanos de la empresa.

Así lo hizo hace un año esta start up con sede en Tortosa (Tarragona), desde la que también señalan la "demanda brutal y poca oferta" en torno a los perfiles más técnicos. 

Retener a los mejores

Tras la captación, por supuesto, llega la retención del talento. La posibilidad de que la competencia se lleve a profesionales que destacan siempre está ahí. Sobre todo si, tal y como comentábamos, ésta cuenta con mayor músculo económico que nosotros. De ahí la importancia del aterrizaje o proceso de onboarding de los nuevos, señala Joel Vicient. Para que desde el primer día el empleado se sienta valorado y a gusto. 

Una máxima que ha llevado a algunas empresas como Ulabox a disponer de un responsable con una única misión: acompañar durante los primeros meses a los recién llegados para una óptima integración en todos los procesos de la compañía.   
 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad