Los bancos y las grandes empresas se rifan a los especialistas en big data

stop

Compañías de todos los sectores se lanzan, cada vez más, a por ingenieros y matemáticos con capacidad para analizar y extraer estrategias de negocio de los datos de sus clientes

Una pantalla recoge datos de compra de los nuevos clientes de una empresa, un ejemplo de uso del big data

Barcelona, 12 de enero de 2016 (04:00 CET)

El futuro es un enorme conjunto de datos que habrá que descifrar, ordenar y convertir en información útil. Así lo ha entendido el mundo empresarial, buena parte del cual ya comienza a apostar por el big data como la especialización estrella entre los nuevos perfiles profesionales. Matemáticos, ingenieros, telecos y, también, otro tipo de graduados con interés y capacidades para descubrir qué se esconde tras la ingente cantidad de números que almacena cualquier empresa.  

En 2012 fue la revista Harvard Business Review, que nombró al especialista en big data como la "profesión más sexy del siglo XXI". Ahora ha sido la consultora Spring Professional, perteneciente al grupo Adecco, quien ha anticipado el perfil laboral más buscado por las compañías españolas del sector IT en 2016. Esto es, un profesional con estudios superiores capaz de gestionar el ciclo de vida de los datos de una empresa y, posteriormente, trasladarlos al día a día en forma de estrategia de negocio.

Finanzas, seguros y gran distribución

Aunque las aplicaciones en el ámbito empresarial son múltiples, la apuesta por este tipo de perfil ha tenido especial impacto en sectores como las finanzas, los seguros o la gran distribución. En los tres casos, el objetivo es el mismo: conocer mejor al cliente para adecuar las líneas maestras de la compañía al target al que se dirige (o al usuario potencial).

"El Big Data permite segmentar y obtener toda la información sobre los comportamientos de la clientela", resume Jordi Casas, jurista con una larga experiencia en la administración pública y, hasta hace pocas semanas, asesor de Synergic Partners, una de las empresas punteras en el análisis de datos y en la asesoría a grandes firmas. 

Además del uso comercial o de marketing, Casas señala también el potencial que este tipo de técnicas tienen en la prevención de riesgos en las empresas. Por ejemplo, para conocer el nivel de solvencia de un proveedor o de una persona que acude a pedir un crédito al banco. La clave está, por tanto, en bucear eficientemente el rastro que, se quiera o no, los datos dejan a nuestro paso.

Inversión rentable

Según apuntan la mayoría de expertos, los beneficios de invertir en big data suelen ser mucho mayores que sus costes. "Se trata de saber utilizar bien lo que ya tienes", explica Casas, a partir de la experiencia en Synergic Partnerts. Esta compañía, con apenas ocho años de vida es un buen ejemplo de la relevancia que el análisis de datos ha alcanzado en el mundo de la gran empresa.

Tras años trabajando para varias firmas del Ibex, entre ellas Mapfre y Telefónica, la compañía de César Alierta compró en noviembre del pasado año Synergic Partners, integrándola como uno los ejes estratégicos de la multinacional, tal y como reconocía recientemente el propio Alierta. 

No sólo grandes empresas

Pero el uso del big data no es exclusivo de las compañías más grandes. Desde start ups a pymes que apuestan decididamente por el comercio electrónico encuentran en este tipo de profesionales un apoyo fundamental para sus estrategias de crecimiento. Si bien es verdad que muchas de ellas apuestan por formar a sus empleados en este campo --o a subcontratar informes concretos a consultoras especializadas--, otras ya dedican parte de su inversión en innovación en departamentos propios de Data Analysis.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad