Varios robots de cocina Thermomix, la marca que domina el sector.

Lidl lleva la guerra contra Thermomix a los tribunales

stop

Los supermercados alemanes se blindan en los juzgados de Barcelona contra un posible ataque de Thermomix por vulnerar la patente de su robot de cocina

Barcelona, 05 de octubre de 2019 (04:55 CET)

De la batalla comercial a los tribunales. El cara a cara entre Lidl y Thermomix se traslada de las cocinas a los juzgados de Barcelona, y tiene vencedor. Mientras el fabricante de electrodomésticos denunció en diferentes países la presunta vulneración de su patente para elaborar su famoso robot de cocina, los magistrados españoles blindan a la cadena de supermercados ante posibles medidas cautelares si su competidor trata de abrir un procedimiento similar en el país.

Un auto del juzgado de lo mercantil número 5 de Barcelona al que ha tenido acceso Economía Digital protege a Lidl en su ofensiva comercial con su robot, el Monsieur Cuisine Connect, contra Vorwek, la compañía también alemana que produce la Thermomix. El texto sirve para admitir a trámite el escrito preventivo de los supermercados para que no se apliquen medidas cautelares contra ella sin realizarse una audiencia “por una supuesta infracción de las patentes”.

De este modo, el mercantil advertirá de su resolución a “los decanatos competentes para estas materias en Barcelona, Madrid, Valencia, Granada, Las Palmas, A Coruña y Bilbao” para blindar su fallo.

Dificultará así el ataque de Thermomix, que asegura tener la patente europea EP 1269 898 titulada “máquina de cocina”. En España, la licencia se convalida por la ES 2 301 589. “Vorwerk es su titular, lo que justifica el interés”, añade el texto del juez.

El recurso de Lidl llega motivado por el marcaje al que la ha sometido Vorwerk en otros países de Europa. En Francia, por ejemplo, el Tribunal de Gran Instancia de París falló contra la cadena de distribución el pasado 29 de mayo y dictó medidas cautelares.

Thermomix y la justicia española

La guerra de los robots de cocina vuelve a los juzgados de la Península Ibérica diez años después. Fue en 2007 cuando la española Taurus lanzó al mercado MyCook, competencia de Thermomix. La respuesta de la empresa alemana fue presentar una demanda contra la recién llegada en el sector, precisamente en el juzgado de lo mercantil número 5 de Barcelona, que estimó parcialmente la petición y forzó la eliminación algunos elementos del nuevo robot, como el cestillo metálico.

Ambas compañías recurrieron el recurso y en 2010 la Audiencia Provincial de Barcelona desestimó la apelación de la firma germana y rechazó 23 de los 24 argumentos de la patente de Vorwek. El procedimiento llegó hasta el Tribunal Supremo, que hasta 2013 no confirmó la sentencia de la Audiencia y legitimó la venta de los robots MyCook.

Los problemas de Thermomix en Europa

Fabricadas por la compañía Vorwek, las Thermomix se dejarán de ensamblar en la fábrica alemana de Wuppertal, donde está la sede del grupo, por culpa de la caída de la demanda en el Viejo Continente. Según los medios alemanes, la producción se podría trasladar a China a finales de 2019, por lo que se eliminarían hasta 200 empleos.

En Alemania sólo se ensamblarán algunos componentes, como las cuchillas y el motor. Mientras pone dirección a Asia, Thermomix mantendrá la producción en Francia, donde fabrica la mayor parte de la elaboración en el Viejo Continente.

"Que haya más robots y tengan más notoriedad es un reto y un estímulo a la innovación", dijo Ignacio Fernández-Simal, director general de Thermomix España, en una reciente entrevista cuando se le preguntó por el auge de la competencia. "A medida que se convierta en un electrodoméstico de uso habitual en los hogares, tendremos más oportunidades", añadió.

El robot de Lidl, agotado en pocas horas

Casi como el lanzamiento del último iPhone de Apple, la llegada al mercado del robot de cocina de Lidl levanta una expectación muy por encima de lo habitual. El electrodoméstico de la cadena alemana sólo está disponibles durante algunos periodos del año, y a finales de septiembre volvió a salir a la venta. Pues bien, ya no intentes adquirirlo: se agotó en escasas horas y en la web de los supermercados ya no aparece.

El robot Monsieur Cuisine Connect se vendió por 359 euros más gastos de envío. Era el mismo precio que la última vez que se puso a disposición de los clientes, el pasado mes de mayo, también de forma online. El coste, eso sí, es cuatro veces inferior que los 1.200 euros que cuesta su gran rival, la Thermomix.

Si bien Lidl no ha hecho pública la fecha en la que el electrodoméstico volverá a estar a la venta, sí acostumbra a hacer este tipo de acciones alrededor de dos veces al año, por lo que los clientes deberán esperar hasta 2020 para volver a adquirirlo.

Hemeroteca

Lidl Thermomix
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad