Los dueños de Ficosa deberán dar explicaciones al Parlament sobre la compañía

stop

Los portavoces de la comisión de Empresa i Ocupació remiten un escrito en el que solicitan una reunión con el presidente de la compañía

Pujol y los miembros de la comisión de Empresa i Ocupació en 2012

29 de noviembre de 2014 (19:03 CET)

La entrada de Panasonic en Ficosa será fiscalizada por el Parlament de Cataluña. Los portavoces de la comisión de Empresa i Ocupació han remitido una carta al presidente del grupo, Josep María Pujol, para que se reúna con ellos y despeje las incógnitas que están en el aire sobre la operación.

La misiva, a la que ha tenido acceso Economía Digital, parte de una iniciativa del PSC a la que se han unido el resto de fuerzas políticas del Parlament: CiU, ERC, PP, ICV, C's y las CUP.

Cambio en el accionariado

En ella, los diputados recuerdan la “importancia de Ficosa para el tejido industrial de Cataluña, el importante número de empleos y el impacto que tiene para los municipios del Vallés Occidental (Barcelona)”. Reconocen que la plantilla les ha hecho llegar su “inquietud por el proceso en que se encuentra la empresa y las perspectivas de cambio en el accionariado”.

También tratan de tranquilizar al presidente de Ficosa anticipando que el único propósito del encuentro es “intercambiar opiniones y puntos de vista, tan pronto como sea posible”.

Participación pública


El tema que preocupa especialmente a los trabajadores y los grupos de la oposición es saber cómo se repartirá exactamente el capital en la futura compañía. Panasonic desembolsará unos 150 millones de euros por el 30% del capital del grupo. Otro 51% estará en manos de los Pujol y el 20% restante será capital público porque, tal y como informó este medio, el Govern de Artur Mas se ha visto obligado a capitalizar parte de los créditos participativos que mantenía con el grupo por los problemas de tesorería que arrastraba.

De hecho, la reunión con la cúpula es la primera de las peticiones que se ha planteado formalmente la comisión parlamentaria. También era el punto en el que ha existido más acuerdo entre todas las fuerzas con presencia en el hemiciclo catalán.

Resolución del PSC

El PSC presentó el pasado 25 de noviembre una propuesta de resolución en la que pedían al Ejecutivo que ocupe definitivamente las dos sillas a las que tiene derecho en el consejo de administración de la compañía, vacías desde principios de 2012, y que fiscalice las decisiones que se toman en el máximo órgano directivo. También le reclama que siga atentamente el plan industrial de Ficosa y que obligue a la cúpula a romper la opacidad habitual que existe en la información que sale más allá de la dirección.

Por el momento, el Govern aún no ha respondido a la propuesta. Los Pujol tampoco han contestado a la carta, que fue remitida a la factoría de Viladecavalls (Barcelona) esta semana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad