Los gimnasios low cost se salen con la suya en Cataluña (de momento)

stop

Junts pel Sí retira el artículo de la ley de acompañamiento de los presupuestos que obliga a los centros a tener un técnico todo el tiempo en que estén abiertos

Josep Maria Casas

El primer convenio que pone en marcha el sistema de acreditación profesional es el del sector del fitness
El primer convenio que pone en marcha el sistema de acreditación profesional es el del sector del fitness

Barcelona, 14 de febrero de 2017 (05:00 CET)

Los gimnasios catalanes no están obligados a contar con un técnico de deporte durante todo el horario en que estén abiertos al público. Al menos, de momento. Junts pel Sí, el grupo parlamentario que apoya al gobierno de la Generalitat, retiró un artículo del proyecto de ley de acompañamiento de los presupuestos que obligaba a los gimnasios a disponer de un técnico especializado mientras tuvieran un solo cliente en su interior.  

Fuentes de Junts pel Sí confirman que el mencionado artículo "ha caído" porque no disponían de suficientes apoyos parlamentarios para tirarlo adelante. La diputada Maria Senserrich, del mismo partido de Carles Puigdemont, defendió la retirada. No obstante, hay más motivos que la aritmética parlamentaria.  

Competencia recomendó retirar la propuesta

En una resolución fechada el pasado 10 de enero, la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) advertía que la obligación de contratar un técnico especializado durante todo el horario es una medida "injustificadamente restrictiva de la competencia" y "probablemente contraria a la Directiva de Servicios" de la Unión Europea. La ACCO recomendaba que se retirase esta propuesta.  

Tal como estaba redactado, el artículo 181 del proyecto de ley de acompañamiento de los presupuestos preveía dos medidas: la primera, que como mínimo un técnico en deporte debe permanecer en el gimnasio todo el tiempo en que esté abierto; y la segunda, que éste técnico debe tener un certificado acreditativo y estar inscrito en el Registro Oficial de Profesionales del Deporte.

Guerra entre gimnasios  

Este artículo provocó un conflicto entre gimnasios. Las cadenas tradicionales exigían su aplicación, pero los llamados gimnasios 24 horas, muchos de ellos del segmento low cost, consideraban que era una amenaza a su modelo de negocio. Estos últimos centros están abiertos incluso de noche, cuando a menudo tienen tan pocos clientes que no les sale a cuenta contratar un técnico especializado.  

Desde las cadenas tradicionales se argumenta que la presencia de un técnico garantiza "la seguridad y la salud de los usuarios" cuando están practicando un deporte. Consideran que la contratación de un técnico no supone una carga desproporcionada para los operadores.

La Generalitat no da su brazo a torcer  

Desde el gobierno de la Generalitat se defendió a capa y espada el mencionado artículo, que intentaron incluir en la ley de acompañamiento de los presupuestos –todavía en trámite- aunque, en realidad, supone una modificación de la ley del Deporte aprobada en el año 2000.  

Aunque han retirado la propuesta, ni el gobierno de Carles Puigdemont ni Junts pel Sí dan su brazo a torcer. Fuentes del grupo parlamentario indican que sus propuestas sobre los técnicos de deporte delos gimnasios se pueden incluir en un "futuro" reglamento que desarrollará la actual ley del deporte.

El conflicto de los gimnasios en Cataluña ha provocado una guerra empresarial, política y también jurídica. Las cadenas tradicionales, como Dir, liderada por Ramon Canela, se enfrentan a las cadenas 24 horas, como Any Time Fitness y Snap Fitness. Esta última tiene como primer ejecutivo a Albert Marco, que fue director general del Consejo Catalán del Deporte (2011-2013) en el primer gobierno de Artur Mas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad