Los trabajadores de Blanco ganan su primera batalla

stop

La Inspección de Trabajo obliga a la cadena a pagar permisos retribuidos a los empleados de tiendas cerradas

Movilizaciones contra el ERE de Blanco en Galicia el pasado viernes 21.

Barcelona, 28 de octubre de 2016 (12:01 CET)

Los trabajadores de Blanco han logrado una pequeña victoria. La UGT denunció este martes a la empresa ante la Inspección de Trabajo por no haber avisado a los sindicatos del desahucio en los centros comerciales de Unibail-Rodamco en La Maquinista y Splau (Barcelona), que afecta al 10% de la plantilla en Cataluña. La Inspección ha obligado a la dirección de la cadena a pagar un permiso retribuido a los trabajadores afectados.

"Entendíamos que esta decisión tenía que haber sido comunicada al comité porque afectaba a una veintena de trabajadores", asegura UGT en un comunicado de prensa. Los sindicatos pararon la actividad en la práctica totalidad de las tiendas el pasado viernes ante la inminencia de un ERE. Tras retirarse este ERE por sorpresa este jueves, han desconvocado la huelga prevista para este viernes. 

En busca de un inversor

Blanco sostiene que busca un inversor que inyecte capital para mantener la actividad en España y Portugal, donde la cadena cuenta con cerca de mil empleados. Sin embargo, según informó Modaes.es, el fondo de inversión dubaití que compró la compañía en julio se plantea liquidar el negocio en la Península y mantener solo la red de tiendas en Oriente Próximo.

La crisis de la cadena empezó en 2013, cuando presentó concurso de acreedores tras cerrar 2012 en números rojos. En 2014 la compañía fue adquirida por el fondo saudí Alhokair, que redujo la red de tiendas en España mientras abría locales en Arabia Saudí, Kuwait, Jordania, Qatar o Armenia. Aquel año, el último del que Blanco ha presentado cuentas, perdió 7,9 millones de euros. En los últimos tres años han sido despedidos 861 trabajadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad