Los trabajadores de Fnac ganan en la Audiencia la batalla de los recortes

stop

La sentencia tacha de poco rigurosas las previsiones de pérdidas de la compañía y obliga a restablecer las condiciones laborales

El stand de Fnac en plaza Catalunya

21 de julio de 2014 (19:40 CET)

La Audiencia Nacional ha condenado a la red de tiendas Fnac a restablecer las condiciones laborales que recortó a sus 2.000 trabajadores. La sentencia considera “poco rigurosas” las previsiones de pérdidas aportadas por la compañía.

La dirección del grupo se acogió a la previsión de caída del negocio para modificar bonos y seguros médicos. Fnac anuncia que no recurrirá y, por tanto, la plantilla gana en los juzgados parte de una batalla que empezó con sonadas huelgas en los establecimientos. Afectaron incluso al día del libro y denunciaban la precariedad que vive la plantilla, según los sindicatos.

Previsiones incompletas

Fnac argumentó a la Audiencia Nacional que para este año esperaba perder el 5,2% en ventas, otro 5% de negocio y un retroceso del margen neto. A ello unía el incremento de gastos, que proyectaba un saldo negativo de 4,3 millones de euros.

La sala de lo Social reprocha que estas previsiones se sustenten en un informe que no ha presentado “en su totalidad”.

Ante la inexistencia de datos concretos, que impedía estimar “sobre qué bases y estudios” se elaboraron las proyecciones, la justicia condena a Fnac a reponer el seguro médico y el 100% de los bonos que perciben directivos y jefes de departamento desde el 21 de marzo.

Estabilidad interna

La red de tiendas de ocio ha confirmado que acatará la sentencia, porque recurrirla “generaría cierta inestabilidad interna”. No obstante, considera que las medidas que adoptó eran las adecuadas para afrontar la situación de crisis económica “de la mejor manera posible”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad