stop

La cadena de supermercados Mercadona inhabilita las máquinas para que los clientes dejen de pesar sus productos y comiencen a hacerlo en caja

Madrid, 20 de diciembre de 2017 (04:55 CET)

Mercadona avanza con los cambios en sus tiendas y ha comenzado a eliminar las básculas para pesar y etiquetar los productos de panadería y bollería que se venden a granel.

La cadena de supermercados de Juan Roig no quiere que los clientes pesen su propia comida. Ahora, serán los cajeros quienes carguen con esa tarea. El autoservicio en la sección de horno había funcionado desde la incorporación de la sección en todas sus tiendas. La máquina pesaba, imprimía la etiqueta y se pagaba en caja. Pero la cadena ha descubierto que algo falla en el sistema.

La tarea de pesar el pan y la bollería a granel no suponía grandes complicaciones porque sólo se disponen de dos categorías: los panes sencillos, con precio reducido, y la bollería elaborada, que incluye empanadas argentinas, cocas y tartaletas, con un precio por kilo más elevado.

Mercadona permitía a los clientes pesar sus productos de bollería, pero algo fallaba en el sistema

El autoservicio y pesado del pan podía dar lugar a errores y también a fraude. El autoservicio y el peso y etiquetaje de los productos frescos ha sido una tendencia que los supermercados han ido desechando de forma progresiva por, entre otros motivos, la pérdida generada por el fraude. El consumidor puede etiquetar una fruta más barata o introducir producto después de que imprime la etiqueta con el peso.

Los fabricantes y distribuidores agrupados en la patronal Aecoc han debatido hace pocas semanas el problema creciente de las pérdidas desconocidas en los supermercados. Y el sistema de autoservicio y autopesado se encontraba como una de las causas de fraude.

Mercadona, sin embargo, explica que el nuevo sistema de pesar el pan y la bollería a granel en caja busca agilizar el proceso de compra y no reducir el índice de fraude, que –asegura—es muy bajo.

La empresa explica que quiere mejorar la experiencia del cliente. Y los cajeros, mucho más familiarizados con el proceso, pesan y etiquetan rápidamente y sin equivocaciones.  

El cambio afectará a los productos frescos de la sección del horno. Los productos más vendidos de la panadería, las barras de pan con precio estándar, seguirán manteniendo su código de barras, como hasta ahora.

Menos esperas

Mercadona avanza en la eliminación en los nuevos modelos de tienda que la compañía ha comenzado a extender por toda España y que prevé la renovación completa de todos los establecimientos en 2023. La cadena también ha aplicado el mismo cambio a la sección de frutas y verduras.

La compañía explica que cuando el cliente debe elegir la fruta o los panes, se pueden producir múltiples inconvenientes como, por ejemplo, encontrar máquinas con etiquetas acabadas, lo que obliga al consumidor a buscar a un empleado que debe introducir las etiquetas en la máquina.  

Mercadona era la única gran cadena de supermercados con este sistema. Carrefour y DIA ya trabajan desde hace años con un sistema de pesado en las cajas. La compañía ha invertido en 2017 unos 180 millones de euros en todos los cambios de las tiendas que incluyen sistema de climatización más eficientes y el servicio de corte a petición del cliente en la sección de carnicería. 

Hemeroteca

Mercadona
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad