Supermercados DIA.

Minoritarios de DIA se ofrecen a vender en la opa de Fridman

stop

La Asociación de Defensores de DIA (AADD), que siempre se ha opuesto a Fridman, no censura que algunos minoritarios vayan a la opa

Barcelona, 26 de abril de 2019 (17:42 CET)

Quedan cuatro días para que finalice la opa de Mikhail Fridman sobre DIA y todos los implicados mueven ficha. El último grupo en hacerlo ha sido la Asociación de Defensores de DIA (AADD), que ofrecen ahora una solución distinta a la que han defendido hasta el momento. Proponen a parte de los minoritarios que sí vayan a la opa para que Fridman pueda sumar los apoyos suficientes y pueda tomar el control de la cadena de supermercados.

La AADD, que representa al 3% de los minoritarios de DIA, siempre ha sido contraria a Fridman. No obstante, tras los pocos apoyos que ha sumado el magnate ruso para su opa (4,6% frente al 35,5% que necesita sumar a su 29%) barajan por primera vez que parte de los minoritarios vayan a la opa y vendan sus acciones por 0,67 euros. 

No sería una venta total de sus acciones, sino parcial. Muchos de los accionistas minoritarios  —  en total representan el 22% del capital —  compraron acciones de DIA cuando cotizaba a cuatro y cinco euros, por lo que aceptar la oferta de Fridman equivale a perder dinero.

El llamamiento, realizado al cierre de la reunión que esta mañana han protagonizado Letterone y los minoritarios, persigue varios objetivos. El primero es que la opa salga adelante y la compañía no vaya a liquidación y el segundo es que, pese a que muchas ventas sean a pérdidas, los minoritarios puedan recuperarse en el futuro con la revalorización del paquete de acciones que decidan no vender.

El objetivo de los minoritarios de DIA

En concreto, según explican en un comunicado, el objetivo es "acudir a la opa pero reservarse un número de títulos que les permitan seguir siendo accionistas de la compañía y llevar a cabo futuras acciones colectivas para pedir responsabilidad por el perjuicio causado como consecuencia de la mala gestión".

Pese a todo, sigue respetando que otros accionistas rechacen la opa y no vendan sus títulos. "Depende de la situación personal de cada accionista que sea mejor elegir una u otra opción", explican.

La AADD, por tanto, ya no es tan tajante en sus posturas frente a Fridman como otros accionistas, como el francés Gregoire Bontoux (3,4%) o el portugués Luis Amaral (menos del 2%), quienes han insistido ya en que no venderán sus títulos a Letterone. 

El periodo de aceptación para la opa en DIA finaliza este martes 30 de abril. Letterone, como ya hizo una semana​, tiene tiempo para pedir una nueva prórroga. El plazo para pedir este tiempo extra termina mañana, sábado. 

La opa de Fridman es la única alternativa

El giro de la AADD evidencia que no hay ninguna alternativa posible para DIA que no pase por el éxito de la opa de Fridman. Esta asociación, presidida por Rafael del Castillo, buscó a posibles inversores para sumar un bloque que hiciese frente a Letterone, pero nunca consiguieron erigirse en alternativa. 

Durante la última semana, las alarmas han saltado en DIA. El consejero delegado de DIABorja de la Cierva, alertó a inicios de semana que si la opa lanzada por Letterone no salía adelante, existe un "riesgo elevado" de que la compañía tenga que reestructurar deuda o incluso de verse abocada al concurso o la liquidación.

"La AADD ha seguido trabajando durante las últimas semanas manteniendo conversaciones con diversas entidades financieras y fondos de inversión nacionales y extranjeros, accionistas importantes de la compañía  y e incluso ha mantenido una reunión con representantes del Ministerio de Economía y la Dirección Económica de Moncloa con el fin de convencerles del perjuicio para la compañía, sus accionistas y el tejido empresarial que supone el éxito de esta opa", concluye el comunicado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad